Nísperos, un fruto con Denominación de Origen 

En la temporada primaveral, el níspero es uno de los frutos más consumidos. Su agradable sabor acompañado de un pequeño toque ácido, lo convierten en el bocado perfecto para refrescarnos en estos días en los que el calor empieza a hacer acto de presencia.

Los frescos

19 junio 2017

Comparte

El níspero es un fruto ovoidal, de color amarillo anaranjado, que está cubierto por una piel fina y consistente, que se desprende con facilidad. Su pulpa es dulce y ácida a la vez, y en su interior encontramos unas semillas grandes y marrones muy características que ocupan aproximadamente la mitad de su diámetro. Proviene de un árbol con el mismo nombre, que se cultiva principalmente en la zona de Levante y en el Sudeste de España.

Su origen se remonta hasta los países orientales de China, India y Japón, donde el níspero lleva utilizándose desde hace más de mil años como árbol ornamental. No fue hasta el año 1.800 cuando empezó a cultivarse con el propósito de obtener frutos que se pudiesen comercializar. A partir de esa fecha, y a través de los jesuitas y los marinos mercantes, el níspero viajó hasta Francia e Italia, llegando más tarde a España, concretamente a Sagunto, de manos del Capitán Roig, dónde se extendió por todo el arco mediterráneo y el sudeste de la Península Ibérica.

Actualmente, las zonas productoras españolas más importantes son las provincias de Alicante, Granada y Málaga. Mientras que en el resto del mundo, además de China y Japón, que son los principales productores, también destacan los cultivos de Brasil, Estados Unidos y los países del mediterráneo, como Italia.

Propiedades nutricionales

Las cualidades del níspero, lo convierten en un fruto muy aconsejable para mejorar determinadas dolencias o patologías. Su aporte nutricional y su cantidad en minerales y vitaminas contribuyen a la mejora de:


1. Afecciones intestinales: si se padece gastroenteritis, colitis, o alguna otra dolencia estomacal, el níspero contribuye a regular la actividad intestinal, por su efecto astringente y tonificante sobre las mucosas del estómago. En caso de estómagos delicados también es recomendable.


2. Problemas renales: el 75% del níspero es agua, por tanto, si padecemos de gota, ácido úrico o cálculos renales, su ingesta es muy recomendable. Su efecto diurético ayuda a la producción de orina, eliminado más rápidamente las toxinas.



3.  Sobrepeso: su elevado contenido en potasio y los bajos niveles de sodio y calorías,convierten al níspero en un gran aliado para bajar de peso. Además, sus cantidades de agua y fibra también contribuyen en dietas de adelgazamiento.

4. Colesterol y problemas cardiovasculares: su aporte en pectina ejerce una acción protectora frente a nuestro organismo, ayudando a normalizar los niveles de colesterol.


5. Diabetes: el níspero posee un compuesto orgánico denominado terpenoide que, según diversos estudios, contribuye a una posible acción antidiabética, reduciendo los niveles de glucosa en sangre.


6. Enfermedades del hígado: el níspero, por sus propiedades, se recomienda en pacientes con dolencias hepáticas.


Kilocalorías
44 mg


Fósforo

28%

Agua
74,5% 


Magnesio
11%
Proteínas
5%


Hierro
0,5 %
Grasas
8%

Cobre
0,2 %
Carbohidratos
10,6%


Azufre
11 %
Fibra
10,0%


Cloro
3 %
Sodio
6 mg


Vitamina B2
0,05 %
Calcio
30%

Vitamina C
2%


DO Nísperos de Callosa d’En Sarrià

Existe una variedad de níspero, la japonesa, que se ha instalado perfectamente en el territorio alicantino de Callosa d’En Sarrià, debido principalmente a su agradable clima. Las condiciones climatológicas unidas al saber hacer y a las tierras fértiles de esa zona, han contribuido a la producción de nísperos de un gran calidad. Tanto es así, que desde 1992 Callosa d’En Sarrià cuenta con su propia Denominación de Origen.

Su producción es la más importante del territorio español, copando el 70% del mercado nacional y el 90%de la producción en la Comunidad Valenciana.

 

Consejos de compra y conservación

La mejor forma de disfrutar de este fruto primaveral, aprovechando todas sus propiedades nutricionales, es comerlo fresco. Debes tener en cuenta que el níspero se estropea con facilidad, por tanto, se recomienda elegir los ejemplares maduros, de carne firme y con buen color, estarán más dulces y te sentarán mejor.

Por otra parte, hoy en día podemos encontrar el níspero de formas muy diversas: níspero en almíbar, en forma de néctar, miel, mermelada, licor, aguardiente, etc. Todas son deliciosas así que ¡atrévete a probarlas!