Prepara auténtica comida Tex-mex en casa con estos ingredientes

México y Texas comparten 1.800 kilómetros de frontera. El Estado norteamericano y el país azteca se han visto influidos entre sí a lo largo de la historia en muchos aspectos. La gastronomía de ambos territorios tampoco ha escapado a esta fusión, que ha desembocado en un estilo propio, la cocina Tex-mex.

Hoy comemos

18 mayo 2017

Comparte

Te proponemos algunas recetas para un menú Tex-mex.

La cocina Tex-mex tiene su origen en la cocina mexicana, pero adaptada a los gustos norteamericanos. Muchos mexicanos que residen en Estados Unidos, sobre todo en Texas, se llevaron al país vecino sus costumbres culinarias pero tuvieron que ajustarlas para poder elaborar sus platos con los ingredientes que podían encontrar allí. La unión de ambas cocinas originó un estilo conocido como Tex-mex que muy pronto se fue expandiendo primero hacia la costa oeste y, posteriormente, por todo el mundo. Hoy comer nachos con queso, fajitas o chili con carne es algo habitual casi en cualquier rincón del planeta.


La comida Tex-mex se caracteriza por los sabores fuertes, propios de la gastronomía mexicana, aunque muchos platos, al adaptarse a los paladares locales, han perdido esos matices picantes. Platos puramente Tex-mex son los nachos con queso, los crispy tacos, el chili con queso o con carne, el chili gravy, el taco rice, la papa Arizona y las fajitas. La sencillez en las elaboraciones y el hecho de que les encante a los más pequeños hace que sean unos platos muy fáciles de preparar en casa. ¡Si quieres preparar auténtica comida Tex-mex, llena tu despensa con estos ingredientes!

Ingredientes imprescindibles en la cocina Tex-mex

En la cocina original Tex-mex se utilizan tanto ingredientes habituales en la cocina mexicana como en la norteamericana, pero además se han importado sabores de otras cocinas, como el uso del comino, que no suele utilizarse en las recetas tradicionales mexicanas. Los principales ingredientes de este tipo de cocina podemos encontrarlos fácilmente en los supermercados.

•  Tortillas: hechas de harina de maíz o de trigo, las tortillas son uno de los pilares de la cocina mexicana. Serían el equivalente a nuestro pan. Con ellas se preparan los tacos, los burritos o las fajitas, envolviendo la carne y las verduras. Sin las tortillas mexicanas no se entiende la cocina Tex-mex, son un must have (debe tener) en toda regla.

La sencillez en las elaboraciones y el hecho de que les encante a los más pequeños hace que sean unos platos muy fáciles de preparar en casa



•  Frijoles: son el ingrediente principal del chili con carne, uno de los platos estrella de la gastronomía texana-mexicana, que ya se puede encontrar preparado en los supermercados, aunque también podemos cocinar la receta en casa usando judías pintas, alubias o habichuelas.

• Carne: de vacuno, cerdo o pollo. La carne está presente en la mayoría de platos Tex-mex. La cultura del rancho presente en el sur de Texas y en el Norte de México tiene mucho que ver.  La carne de vaca, muy común a ambos lados del río Bravo, es un ingrediente esencial.

• Nachos: son trozos triangulares o redondos de tortilla de maíz fritos. En México se conocen como totopos. El plato más característico de la cocina Tex-mex son los nachos con queso, aunque también se utilizan para ‘dipear’ (mojar en diferentes salsas).

• Queso amarillo: es el queso que acompaña a los nachos o que baña las enchiladas. Al parecer era un tipo de queso barato y fácil de conseguir en 1900 en Estados Unidos. Hoy en día la salsa para los nachos se elabora con queso cheddar y nata para que quede más líquido. 

• Jalapeños: es un tipo de chile picante que se añade a muchos platos mexicanos y que suele coronar los nachos con queso. Aunque podemos comprarlos frescos en tiendas especializadas, se pueden encontrar conservados en vinagre en nuestro supermercado habitual. 

• Guacamole: es una salsa mexicana que se elabora con aguacates, tomate, cebolla morada, chile, lima y cilantro. Suele ir acompañada siempre de nachos. Se comercializa fresca y en bote. Si somos un poco cocinitas, podemos hacerlo también en casa.

• Verduras: las más utilizadas a la hora de preparar las famosas fajitas son el pimiento rojo, el pimiento verde y la cebolla en su variedad morada. También el tomate se utiliza mucho para elaborar estas recetas.  

• Salsa picante: tampoco se entiende la cocina Tex-mex sin el picante. Importado de México, se suele elaborar con chiles y en ocasiones vinagre. Se utiliza como condimento para los burritos o las fajitas o para mojar con los nachos. Dependiendo del gusto, puede ser más o menos fuerte. La podemos encontrar ya preparada, aunque también podemos hacerla en casa.