Ventajas de comprar a granel y al corte

Por falta de tiempo, poca costumbre o desconocimiento, son muchas las personas que prefieren optar por productos en bandeja en lugar de elegirlos a granel o acercarse al mostrador de pescadería, carnicería o charcutería para pedir al corte.

Saber comprar

13 junio 2017

Comparte

¿Entras en el súper, recorres los pasillos en tiempo récord cogiendo productos de aquí y de allá o prefieres tomarte tu tiempo para leer, comparar, elegir y preguntar? Si eres del grupo ‘de las prisas’, entre otras ventajas, te estás perdiendo la oportunidad de probar nuevos sabores, innovar en la cocina y ahorrarte unos ‘eurillos’. Si eres de los que compra ‘a conciencia’, de los que conoce a su pescadero y saluda a su charcutera, quizás haya algunos beneficios de dedicarle tiempo a llenar la cesta que todavía desconozcas.

• Calidad. Con los productos envasados puede ser más complicado ver completamente el producto, mientras que en el mostrador tenemos más capacidad de visión y, por tanto, de elección. Esto sucede con la fruta o la verdura a granel, pero también con los filetes en carnicería, las lonchas de la charcutería o las piezas de pescado. Decidimos qué producto queremos directamente.

• Cantidad. No siempre los formatos envasados se ajustan a las necesidades de todos los tipos de familia. La capacidad de pedir dos cortadas de cada tipo, 100 gramos para el bocadillo o un ‘trocito’ para probarlo… es especialmente ventajosa para los hogares con pocas personas. Además es muy beneficioso para reducir el desperdicio de alimentos.

• Personalización. A tacos, para un guiso, picada, para fumet, para el horno… el responsable de cada sección limpia el pescado o prepara la carne especialmente para la receta que queremos hacer en casa. El producto llega listo para cocinar y nos ahorramos tiempo en casa.

• Precio. Los productos a granel o al corte tienen un proceso de presentación más sencillo que los productos envasados y precisan menos materiales por lo que su precio suele ser más económico.

• Sostenibilidad. Eligiendo la compra a granel o los productos al corte se fomenta el consumo responsable con el medio ambiente, reduciendo el uso de plásticos y cartones de los envases y embalajes.

• Consejo de los expertos. Comprando al corte, además del producto, te llevas el consejo del experto. El carnicero, el pescadero o el charcutero conoce mejor que nadie la materia prima con la que trabaja: sus propiedades, ‘maridajes’, el punto de cocción y ese truquito ‘secreto’ para  conquistar los paladares más exquisitos. No te cortes y déjate aconsejar.


Guía para principiantes

Si a la vista de las ventajas aún no te has animado a probar a comprar al corte porque no sabes muy bien qué, cuánto o cómo pedirlo, te damos algunos consejos para salir ‘airoso’.

• Planea: antes de  pedir, piensa qué vas a preparar, si necesitarás cortadas, gramos, kilos o bien una pieza entera.

• Compara: consulta siempre el precio por kilo y busca las ofertas. Son una buena forma de acercarte a productos y preparaciones nuevas.

• Elige: observa el producto. Su textura, color y apariencia general te guiarán.


Pregunta:

- En carnicería: interésate por el corte, la salsa y el punto ideal de cocción la carne porque no es lo mismo un guiso, plancha, relleno, de horno…

- En pescadería: consulta sobre la conservación (por ejemplo, si se congela) y la preparación (al horno, a la plancha, al vapor…) para sacar el máximo partido del producto y, además, no dejar malos olores en la cocina.

- En charcutería: las cualidades del producto se disfrutan mejor en función del tipo y grosor del corte: tacos pequeños para el jamón, lonchas finas para el pavo, lonchas o cuña, según la variedad de queso, etc.