Juegos para perros: mascotas felices

El juego es una de las principales herramientas de aprendizaje para nuestros perros con las que, además de divertirse, obtienen muchos beneficios. Es importante estimular y conectar con nuestra mascota. Por eso, aquí te traemos una serie de juegos para realizar con tu perro y divertirte con ellos.

Mascotas

29 junio 2020

Comparte


¿Por qué es importante jugar con las mascotas?

Los animales domésticos viven en un ambiente seguro donde sus necesidades básicas quedan cubiertas: alimentación, higiene, salud, vivienda… Sin embargo, en muchas ocasiones, los humanos, por desconocimiento o falta de tiempo, olvidamos una parte muy importante para el bienestar de nuestras mascotas. Se trata de sus necesidades como especie, es decir, según el animal, correr por el monte, cazar, rastrear, perseguir, morder, roer, rascar…

Por ello, es muy importante jugar con las mascotas, ya que en el juego podemos proporcionar al animal actividades similares a las que realizarían en su hábitat natural, lo que les permite desarrollarse también de manera equilibrada y feliz.

Es importante saber que, para algunos animales como los perros, el juego con los de su especie, sobre todo, en la etapa de cachorros, es fundamental para su salud física y emocional y para desarrollarse como perros. Pero también nosotros, en casa, podemos jugar con nuestras mascotas y ofrecerles juegos que les estimulen.


 ¿Cómo puedo jugar con mi perro en casa?

Hay muchos juegos que podemos utilizar en casa con nuestros perros. Para elegir el adecuado solo tenemos que observar el juego o juguete que más les motiva. A continuación os recomendamos algunos de los juegos más divertidos:

- El escondite. Consiste en mantener al perro en un “quieto” y escondernos por la casa. Cuando ya nos hemos escondido, le decimos “¿dónde estoy?” y tiene que encontrarnos olfateando por toda la casa.

- Buscar premios por la casa. Consiste en esconder premios (comida que huela bastante, tipo salchicha) por toda la casa y darle al perro la orden “busca”.

- Juguete interactivo. Existen en el mercado múltiples juguetes interactivos en los que introducimos chuches (salchicha o bolitas de su pienso) para que ellos, pensando, consigan esos premios y se los puedan comer. También se pueden elaborar en casa con, por ejemplo, cajas de cartón o botellas de agua vacías.

-Tira y agarra con mordedores. Este juego estimula mucho y también divierte y cansa a los perros. Motivamos al perro con un mordedor o cuerda, que morderá por un extremo mientras nosotros, tiramos del otro.

- Entrenamiento. Podemos utilizar el rato de juego para que el perro aprenda ciertos comandos como: sentado, quieto, fuera, entra, suelta, a tu sitio…

- Doga. Cada vez está más de moda. Esta actividad, relaja al animal, le permite expresarse libremente y crea mucho vínculo con su propietario al compartir espacio y colchoneta sin órdenes ni obediencia, solo desde el respeto y el disfrute.

- Música y masaje para relajar tras el juego. Nosotros debemos marcar siempre el inicio y el final del juego. Una manera muy interesante de marcar el final es mediante un poco de música tranquila y un masaje relajante.