Propiedades de la piña que no sabías

¿Conoces todas las propiedades de la piña? Ahora que llega su temporada, es el momento perfecto para aprovechar sus beneficios con nuestras recetas

Hoy comemos

Comparte


Esta fruta originaria de Brasil y de aroma peculiar, tiene una textura firme y fibrosa que hace que normalmente se coma cruda, pero también puede incluirse en múltiples recetas. Ensaladas, postres, batidos, salsas y, por supuesto, zumos son algunas de las opciones que cuentan con esta fruta como elemento principal. Además, las propiedades de la piña natural son tantas que tiene que ser una fruta necesaria en tu dieta.

¿Todavía no conoces todos sus beneficios? Te los explicamos:


Beneficios de la piña

Y si te estás preguntando qué vitaminas tiene la piña, tienes que saber que la vitamina C es uno de los nutrientes más presentes, por lo tanto, es una de las frutas con más poder antioxidante. Comer piña es sinónimo de proteger nuestro organismo contra el envejecimiento de las células y reforzar nuestro sistema inmunitario. Esta sabrosa fruta tropical también cuenta, aunque con menor cantidad, con vitamina B6 y ácido fólico. Además, es rica en Manganeso, que contribuye al mantenimiento de los huesos y a la protección de las células frente al daño oxidativo.



Valor nutricional de la piña

  • Calorías: 49 kcal
  • Proteínas: 0,4 g
  • Grasas: 0,2 g
  • Hidratos de carbono: 11,3 g
  • Fibra: 1,5 g


¿Existen contraindicaciones por comer piña?

A menos que se experimente una alergia a esta fruta, generalmente es segura para la mayoría de las personas que llevan una dieta sana y equilibrada.


Recetas con piña

Los matices dulces y ácidos de esta fruta tropical hacen que sea un ingrediente fantástico para cocinar tanto recetas dulces como saladas. Y aunque estamos más acostumbrados a ver la piña en forma de postres, helados o batidos, hay un amplio catálogo de preparaciones donde incluirla. Se adapta a ensaladas, para asar en la parrilla, cocinar a la plancha y por supuesto, se puede incorporar en salsas. Veamos algunas recetas muy sencillas que incluyen piña:


Curry de gambas con piña


  • 400 g de piña
  • 24 gambas
  • 1 lata de leche de coco
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1 tallo de lemon grass picado
  • 2 cucharadas soperas de jengibre fresco picado
  • 2 cucharadas soperas de curry en polvo
  • 1 cucharada de cilantro en polvo
  • 2 cucharaditas de azúcar moreno
  • 1 cucharada de salsa de pescado
  • Arroz blanco cocido para acompañar
  • Cilantro para decorar


1. Primero pelamos y troceamos la piña y también pelamos las gambas. Calentamos el aceite de coco en un wok a fuego medio-alto y le agregamos el lemon grass picado, el jengibre y el cilantro en polvo y lo salteamos. Una vez esté todo bien mezclado, agregamos el curry en polvo y lo cocinamos durante un minuto.

2. A continuación, añadimos la leche de coco y bajamos el fuego al mínimo. Cocinamos durante 10 minutos hasta que espese.

3. Es ahora cuando incorporamos la piña y lo cocinamos a fuego lento durante cinco minutos. Pasado este tiempo, incorporamos las gambas y lo cocemos tres minutos más.

4. Llegados a este punto solo nos falta añadir el azúcar y la salsa de pescado para sazonar. Lo servimos acompañando cada plato con una ración de arroz blanco y unas hojas de cilantro.



Brochetas de pollo y piña


  • 1 kg de pechugas de pollo
  • 1/2 piña
  • 1 cucharada de orégano
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • 1/2 pimiento rojo


1. En primer lugar, disponemos las pechugas sobre una tabla de cocina y las cortamos en forma de dados, no muy pequeños, con ayuda de un cuchillo que esté bien afilado.

2. Ponemos los trozos de pollo en un bol y les añadimos sal y pimienta negra molida. Vertemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra sobre la carne y lo removemos bien para que la carne tome el gusto de los demás ingredientes. Añadimos también el orégano y volvemos a remover.

3. A continuación, tapamos el recipiente con papel film y lo llevamos a la nevera donde macerará durante 30 minutos. Aprovechamos para trocear la piña, eliminando su parte central, y la cortamos a taquitos. Hacemos lo mismo con el pimiento rojo.

4. Una vez que tengamos el pimiento y la piña listos, sacamos el bol de carne del frigorífico y armamos las brochetas, alternando trozos de carne con otros de piña y pimiento.

5. Por último, vertemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra sobre una plancha o sartén y, cuando alcance la temperatura deseada, comenzamos a colocar las brochetas sobre la misma y dejamos que se hagan hasta que estén bien doraditas por todos lados.


Limonada de piña

  • 1 litro de zumo de piña
  • 1 chorrito de zumo de limón
  • 1/2 limón
  • 1/2 pera
  • 1/2 manzana
  • 1 trozo de piña
  • 4 rodajas de piña en almíbar
  • Cubitos de hielo
  • Menta

Mezclamos el zumo de piña con el zumo de limón y los hielos en una jarra. Después, lavamos todas las frutas y las cortamos en daditos. A continuación, incorporamos las frutas a la jarra, lo mezclamos bien y lo servimos en copas. Puedes decorar cada copa con una rodaja de piña y con unas hojitas de menta. ¡Resultado espectacular!