Cómo plantar una piña

¿Sabías que es posible plantar una piña en casa? Detallamos los pasos a seguir para cultivar la planta de esta deliciosa fruta.

Los frescos

17 septiembre 2018

Comparte


No hay que irse a una región tropical para poder tener nuestra propia planta de piña. Esta fruta exótica puede cultivarse en lugares de clima templado, siempre que se mantengan unas condiciones de temperatura y humedad concretas. 

La planta de la piña -de nombre científico ananas comosus- es muy agradecida, con unos simples cuidados nuestra planta crecerá fuerte y sana. Esta planta ha de ser cultivada en el interior de casa, ya que así estará resguardada de las inclemencias meteorológicas. 


¿Cuánto tarda en crecer una piña?

El tiempo de crecimiento de esta planta, perteneciente a la familia de las bromelias, es largo, de unos dos años aproximadamente, así que si queremos recolectar los frutos de nuestra planta deberemos armarnos de paciencia y esperar meses y meses hasta que le fruto que haya nacido esté de color amarillo y desprenda un ligero y embriagador aroma. Mientras, podremos asistir en directo al proceso de desarrollo de un ser vivo e ir comprobando la formación de sus distintas partes, además de contar con un bello y alegro objeto decorativo para nuestro hogar.



Pasos a seguir para plantar una piña

  •  Escoge una piña en el punto óptimo de maduración, que sea fresca y esté sana. Sirve cualquier tipo de piña vendida en el supermercado. 


  • Segmenta la parte superior de la piña, el trozo conocido como “corona”. Corta también varios centímetros de la parte de superior del fruto. Arranca también las hojas secas. Una vez la hayas limpiado, ya la puedes plantar. 


  • Pon la corona de la piña en una maceta de tamaño suficiente. Echa sustrato universal dentro de la maceta, y con ayuda de una pala o un rastrillo, practica un pequeño agujero. Introduce ahí la corona, asegurándote de que las hojas están en posición vertical. Cubre la base con suficiente tierra. 


  • Deja que el paso del tiempo haga efecto en el crecimiento de la planta. Poco a poco, aumentará su tamaño. Las piñas no necesitan cuidados especiales. Hay que evitar regarla en exceso, ya que esta planta almacena el agua en las hojas. Sólo has de cerciorarte de que recibe mucha luz natural, sobre todo si vives en un lugar en el que el clima no es cálido.