Propiedades del albaricoque

El albaricoque o damasco comienza su temporada en mayo, convirtiéndose en una de las frutas más habituales apreciadas en nuestra mesa durante todo el verano.

Los frescos

9 julio 2018

Comparte


El árbol del albaricoque es originario de Asia Central. Al parecer, fueron los griegos los que lo introdujeron en Europa mientras que los romanos se encargaron de extenderlo por el continente.

Turquía es el mayor productor mundial de esta fruta, actualmente produce el 85% del albaricoque deshidratado. En España, el cultivo de esta especie se centra sobre todo en Murcia y Castilla-La Mancha.


Es una fruta de temporada que se recolecta entre mayo y agosto, por lo que es una de las protagonistas indiscutibles de la época estival. Entre las propiedades del albaricoque destacan:

  • Su contenido de betacaroteno o provitamina A. Es lo que le confiere ese color anaranjado característico y le convierte en un alimento recomendado para mantener una piel saludable, mantener la visión en condiciones normales y contribuir al funcionamiento del sistema inmunitario.
  • Es fuente de potasio, un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal.
  • Están indicados en dietas de adelgazamiento para personas con obesidad o sobrepeso, ya que su aporte energético es bajo en comparación con el de otras frutas de temporada gracias su gran cantidad de agua y reducidos hidratos de carbono.


Variedades de albaricoques

Algunas de las variedades cultivadas en España son Bulida, Colorado, Alba, Mirlo Naranja, Maya Cot, Wonder Cot, Magic Cot, Maravita, Flodea, Lady Cox, Dorada, Pepito, Bergarouge, Faralia, el nancy y Galta Roja.

Calorías del albaricoque 

Esta fruta aporta alrededor de 40 calorías por cada 100 gramos, apenas un 1% de la cantidad diaria recomendada de calorías para un adulto de edad media. Se recomienda en dietas de adelgazamiento precisamente por su gran cantidad de agua, un 86%, y su bajo aporte calórico.