¿Cuánto dura un alimento en el congelador sin estropearse?

El congelador es un gran aliado para las familias que disponen de poco tiempo para cocinar o ir al supermercado con frecuencia. Pero no se trata de un baúl en el que podamos guardar los alimentos y descongelarlos sin tener en cuenta el tiempo que han permanecido allí. La comida congelada también tiene fecha de caducidad y hay que conocer el periodo de conservación máximo de cada alimento para no llevarnos ninguna desagradable sorpresa.

A examen

8 agosto 2017

Comparte


El congelador se ha vuelto imprescindible en cualquier hogar. Es indispensable no solo para los que el ajetreo diario les impide ir al supermercado habitualmente, también para los que tienen poco tiempo para cocinar y prefieren hacer más cantidad y guardarla o aquellos que sobreviven a base de tuppers de la comida casera de sus madres. Además, el congelador nos ayuda a ser más sostenibles, ya que permite reducir el desperdicio de alimentos. Sin embargo, en ocasiones, al abrir la puerta del congelador nos invaden las dudas. ¿Puedo comerme el pan que congelé hace tres meses? ¿Qué hago con el fondo de pescado que lleva algo más de cinco guardado en el congelador? ¿Y esa hamburguesa que he encontrado al fondo del cajón y que puede que lleve allí más de un año?

El congelador nos ayuda a ser más sostenibles, ya que permite reducir el desperdicio de alimentos.

No podemos guardar los alimentos en el congelador de forma indefinida. Si queremos estos conserven todas sus cualidades organolépticas, el proceso de congelar y descongelar alimentos debe seguir ciertas indicaciones. Un exceso en el tiempo de congelado no solo puede afectar al sabor, al olor y al color del alimento, también pueden ser causante de intoxicaciones alimentarias. Pero no todos los alimentos aguantan lo mismo sin perder calidad.

Carnes

La carne es probablemente uno de los alimentos que más espacio ocupa en los congeladores. No es aconsejable conservar la ternera y el cordero más de 9 meses cuando todavía no han sido cocinados. El cerdo aguanta menos, 6 meses si está crudo y un máximo de un año si está cocinado. Respecto a la carne blanca, podemos mantener el pavo y el pollo hasta 12 meses siempre que no haya sido troceado. Si lo guardamos cortado, el tiempo se reduce a 9 meses. Las salchichas solo deberían permanecer congeladas entre uno y dos meses.

Pescados

Si hablamos de pescado, hay que diferenciar dos tipos: el magro que aguanta hasta 6 meses y el graso que solo se debería conservar de 2 a 3.  Si el pescado está cocinado, el tiempo se alarga hasta los 6 meses, mientras que si está ahumado solo dos. Cuidado con los moluscos, porque duran poco sin estropearse. Dos meses debería ser el tiempo máximo de conservación.



Frutas y verduras

Las frutas resisten bien en el congelador. Albaricoques, ciruelas, fresones, arándanos, frambuesas o higos pueden aguantar hasta un año, pero si hablamos de cítricos el tiempo se reduce a los tres meses. Las frutas con hueso es mejor congelarlas partidas, sin hueso o bien en forma de compota. Respecto a las verduras, pueden mantenerse bien congeladas de 8 a 12 meses. En el caso de que hayamos congelado un caldo vegetal, no deberíamos tenerlo más de dos o tres meses.

Platos cocinados

Guardar tuppers con comida sobrante es una costumbre muy arraigada en nuestro país. Al estar cocinados, estos platos pueden durar de dos a tres meses en el congelador. Las sopas, purés, cremas y salsas, aguantan hasta los 4 meses.

Pan

El pan que nos sobra del día es otro de esos alimentos que muchas familias acostumbran a congelar. El pan congelado dura aproximadamente unos tres meses, pero su tiempo de duración también depende de cómo lo hayamos congelado. Para que el pan conserve su sabor y frescura durante el tiempo que permanezca allí, debemos envolverlo en bolsas de plástico aptas para el congelador.

Lácteos y huevos

Con los lácteos o productos que lleven huevo hay que ser cuidadoso. El queso dependerá mucho del tipo que sea, el fresco resiste apenas un mes mientras que el curado puede llegar a los 6 meses. En cuanto a los huevos, aunque no es muy frecuente congelarlos, sí que se puede hacer aunque para ello habrá que guardarlos sin la cáscara. Podemos congelarlos separando la clara de la yema, batiéndolos o simplemente abiertos en un recipiente. De esta forma pueden conservarse hasta 6 meses.




CONGELAR CORRECTAMENTE 


Para realizar el proceso de congelación correctamente, debemos guardar los alimentos frescos en envases de plástico o bolsas de polietileno destinadas a tal efecto, siempre bien cerradas para evitar que el frío entre en contacto directo con ellos. Si no es así, se producirán “quemaduras”, esas manchas típicas que aparecen muchas veces cuando congelamos envolviéndolos en papel film o papel de aluminio. Para no tener ninguna duda acerca de la fecha en que hemos guardado cada alimento en el congelador, es aconsejable etiquetar cada bolsa con la fecha de congelado.