Productos ecológicos, más que fruta y verdura

La alimentación ecológica está experimentando un ‘boom’ sin precedentes en nuestro país. La preocupación por llevar una vida más saludable y el interés por preservar la naturaleza han propiciado un aumento de la demanda de productos ecológicos en los últimos años.

Saber comprar

18 abril 2017

Comparte


Según datos del último estudio elaborado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, el consumo de alimentos ecológicos ha aumentado un 24,5% en el último año, lo que supone un valor de 1.500 millones de euros, unos 32,3€ per cápita.

Estas cifras son aún mayores si comparamos los últimos 4 años, donde se ha aumentado más de un 56% el gasto en productos ecológicos, frente a la ligera caída (2,1%) que han protagonizado los alimentos y bebidas convencionales.

De hecho, los compradores ‘mínimamente habituales’ de productos ecológicos están entre 600.000 y 1.000.000 de personas, aunque según datos del ministerio, casi un tercio de la población española ha consumido este tipo de productos alguna vez durante el año.

MUCHO MÁS QUE FRUTA Y VERDURA

Los alimentos frescos y, en concreto, la fruta y la verdura, son los productos ecológicos que más se conocen y consumen, aunque el universo ‘eco’ es mucho más. En los lineales de los supermercados podemos encontrar, hoy en día, desde productos lácteos, hasta mermeladas, mieles, galletas, huevos, salsas, pasta, legumbres, queso, aceite, conservas, café, cerveza, vino y hasta productos de perfumería e higiene.

Cada vez son más los fabricantes que optan por el desarrollo de nuevas líneas de productos ecológicos certificados, esto permite que sean más asequibles y que la oferta sea más amplia y variada. Con la aparición de estas alternativas, la oferta cada vez es mayor así como nuestra capacidad de elección y decisión en nuestra compra.

Los principales consumidores de productos ecológicos son las familias con hijos

¿POR QUÉ LOS CONSUMIMOS?

La principal razón de los españoles para consumir alimentos ecológicos es la preocupación por llevar una vida saludable, seguida del deseo de consumir productos en los que no se hayan aplicado productos de síntesis química y del interés por la conservación de la naturaleza, unos intereses que coinciden con los de los consumidores de otros países.

El análisis del perfil de consumidor ecológico en España muestra que las principales categorías de iniciación al consumo de productos ecológicos son verduras, frutas y lácteos. Los principales consumidores de productos ecológicos son las familias con hijos, principalmente, en las categorías de alimentación y cuidado infantil.

BIOLÓGICO, ECOLÓGICO Y ORGÁNICO

Es posible que el etiquetado de los productos ecológicos nos genere cierta confusión. Podemos encontrar los términos ‘ecológico’, ‘orgánico’ o ‘bio’ y no entender muy bien a qué hace referencia cada nombre.

Para asegurarse de que un producto es ecológico, solo hay que buscar el sello 'Eurohoja'

Estos tres términos pretenden describir el origen del producto, que ha sido obtenido respetando el ritmo de crecimiento de plantas y animales, producido sin el uso de sustancias químicas de síntesis (fertilizantes, pesticidas, etc.) y utilizando los aditivos autorizados en producción ecológica. Las diferencias entre estos tres términos son solo pequeños matices semánticos, tanto es así que la legislación Europea los plantea como sinónimos.