Longaniza de Pascua, el embutido de Semana Santa

La longaniza de Pascua es típica de València y Semana Santa, ya que antiguamente después del periodo de Pascua se podía consumir carne. ¡Descúbrela!

A examen

3 abril 2019

Comparte

Longaniza de Pascua, el embutido de Semana Santa


 La longaniza típica de Pascua

En tiempos de Pascua es muy típico en la Comunidad Valenciana comprar y, por supuesto, comer longaniza de Pascua. Es un tipo de longaniza curada elaborada con magro y tocino de cerdo, todo muy picado y mezclado con especias.

Está embutida en una tripa estrecha y su largo suele alcanzar los 18-20 centímetros. Además, cuenta con el sello de calidad CV.

Las piezas suelen presentarse después de haberse secado durante unos 15 días, con lo cual están más tiernas que otro tipo de longanizas curadas. Aun así, su consistencia es firme y carnosa. Se presenta bajo un color rosáceo y su sabor es bastante natural, distinguiéndose claramente los toques de especias.

Aunque es cierto que esta longaniza es típica de Semana Santa, hoy en día podemos encontrarla durante todo el año, incluso se venden al vacío para que aguanten mejor.

 ¿Cómo se come la longaniza de pascua?

Tradicionalmente, la longaniza de pascua era el acompañamiento de la “mona” en la Comunidad Valenciana, una masa de pan redonda, tipo bizcocho per un poco más consistente y con un dulzor medio, que se suele hornear con un huevo cocido en el centro. Pero hoy en día mucha gente la toma simplemente para “picar” o acompañando una cerveza bien fresquita.