Alimentos antioxidantes. Salud y belleza desde dentro

La nutricosmética, complementos alimenticios en pastillas o cápsulas que favorecen la belleza desde el interior, está cada vez más extendida. Sin embargo, también existen muchos alimentos que tienen la capacidad de mantener nuestro organismo en forma y retrasar el envejecimiento. 

Salud y BELLEZA

2 enero 2017

Comparte


Llevar una dieta sana y equilibrada, evitando las grasas, el alcohol y el tabaco, y realizar ejercicio de manera regular es lo que nos recomiendan los médicos para disfrutar de una vida saludable. No existen pócimas secretas que nos garanticen la longevidad ni la juventud. Pero lo que sí que conocemos son los componentes naturales que retrasan el envejecimiento celular y los signos de la edad en nuestra piel.

ALIMENTOS 'NUTRICOSMÉTICOS'

Existen alimentos ricos en antioxidantes que pueden retrasar el deterioro de la piel, tejidos, órganos, etc. Actúan contra los radicales libres, que pueden ser internos (estrés, los propios del metabolismo…) y externos (tabaco, alcohol, contaminación, mala alimentación, excesiva exposición solar…). Por lo tanto, consumir alimentos antioxidantes en nuestra dieta nos ayudará a tener una buena salud y belleza.

Aunque existen unos 8.000 tipos de antioxidantes, no todos actúan igual.

BELLEZA VÍA ORAL

Si no podemos tomar estas vitaminas y minerales a través de los alimentos, podemos tomarlos concentrados, vía oral, gracias a los complementos alimenticios, como por ejemplo:

• Arándano rojo: contiene vitamina C.

• Levadura con zinc y vitamina E.

• Colágeno y ácido hialurónico: con vitamina C y zinc.

• Beta-caroteno: precursor del retinol o vitamina A.


'IMPRESCINDIBLES' DE JUVENTUD

• Vitamina C: contribuye a la formación de colágeno, que mantiene nuestras articulaciones fuertes y la piel en perfecto estado.

 Zinc y vitamina E: ayudan al mantenimiento del cabello y las uñas y protegen frente a los radicales libres. Previenen el envejecimiento del organismo.

• Colágeno y ácido hialurónico: aportan elasticidad y suavidad.

• Beta-caroteno, precursor de la vitamina A o Retinol: contribuye al mantenimiento de la piel y las mucosas y proporciona una protección extra frente a los rayos ultravioletas. Con la exposición al sol, generamos radicales libres que contribuyen al envejecimiento prematuro de nuestra piel.


No conocemos la fórmula de la eterna juventud, pero sí los componentes naturales que retrasan el envejecimiento celular, como la vitamina C y E, el zinc, el beta-caroteno, polifenoles y flavonoides.


LOS DIEZ 'SUPER ANTIOXIDANTES'  DE LA "A" A LA "Z" 

1. Ajo: un diente contiene vitaminas A, B, C, yodo, selenio,
potasio, zinc, calcio, hierro y magnesio. Además, se le considera un antibiótico natural. Consumir ajo crudo ayuda a disminuir la presión sanguínea por su capacidad vasodilatadora.

2. Bayas o frutos del bosque, como frambuesas, moras, arándanos y fresas. Contienen antocianidinas (por su pigmento rojo o morado) que actúan como potentes antioxidantes.

3. Brócoli: contiene más vitamina C que una naranja y prácticamente el mismo contenido en calcio que un vaso de leche. Además, contiene sulforafano, también con efectos antioxidantes.

4. Chocolate negro o amargo (cacao 100%): contiene flavonoides que mejoran la salud cardiovascular y la piel.

5. Frutos secos, como nueces, almendras, avellanas, pistachos… contienen ácidos grasos esenciales que protegen contra enfermedades cardiovasculares y el deterioro cognitivo. Además, aportan elasticidad a la piel y refuerzan el sistema inmunológico.

6. Judías (blancas, rojas y negras): además de antioxidantes, contienen proteínas, fibra, vitaminas y minerales.

7. Té verde: contienen polifenoles y flavonoides, además de teína, que potencia la actividad cognitiva, mejorando la atención y concentración.

8. Tomates: ofrecen licopeno, pero para ser absorbido por el cuerpo tiene que ir acompañado de una grasa saludable, como el aceite de oliva.

9. Uvas (y vino tinto, con moderación): contienen polifenoles y flavonoides.

10. Zanahorias: son ricas en beta-carotenos que ayudan al cuerpo a producir vitamina A, beneficiosa para la vista.