Compras sostenibles

Las compras sostenibles son fundamentales tanto para empresas como para individuos ya que fomentan el bienestar y desarrollo del medio ambiente.

Es Eco, es Lógico

20 julio 2020

Comparte


¿Cómo somos los españoles de sostenibles? ¿Compramos pensando en el medio ambiente o en un planeta más limpio? El 77% afirma consumir productos sostenibles, según el Informe sobre Sostenibilidad y Consumo Sostenible de eBay, hechos públicos coincidiendo con el Día Internacional del Reciclaje, que se celebra el 17 de mayo. Además, según una encuesta realizada por Accenture a más de 3.000 consumidores en 15 países, entre los que se encuentra España, entre el 2 y el 6 de abril, en pleno confinamiento, el 45% de los consumidores confirma que se decanta por opciones más sostenibles al comprar y que, probablemente, seguirán siéndolo en el futuro.

Pero, lo cierto es que la crisis del coronavirus ha puesto en valor los envases y su importancia en la seguridad alimentaria. Sin embargo, eso no quita para que los hábitos de consumo post-Covid reflejen la tendencia del consumidor hacia productos saludables, pero también sostenibles.

Qué es una compra sostenible

Una compra sostenible supone comprar productos que ayuden a conservar los recursos naturales, ahorren energía y eviten el desperdicio. Se les llaman también ‘compras verdes’. Estas compras verdes son una herramienta imprescindible para alcanzar un modelo de consumo y producción sostenible. Para que una compra sea sostenible, debe seguir los siguientes criterios:

 Que proceda de procesos limpios no contaminantes

 Que optimice los recursos utilizados en su generación/producción

 Que respete los derechos de las personas que han intervenido en su producción.

 Que, si lleva envase, sea el mínimo imprescindible.


Consejos para llevar a cabo compras sostenibles


- Cuando vayas a comprar al supermercado, ves con una lista para planificar la compra, teniendo en cuenta las comidas y cenas semanales en función de los miembros de la familia. Así evitarás desperdiciar y tirar comida a la basura.
- Escoger productos de temporada y de proximidad en el caso de los alimentos es un primer paso para realizar una compra sostenible. Son los productos que se llaman de ‘km 0’, es decir, los que precisan de un transporte mínimo desde el punto de producción hasta el punto de venta y/o consumo (menos de 100 km).
- Otra buena opción es optar por productos de alimentación sostenible o ecológica que respetan los ciclos de crecimiento naturales, no utilizan pesticidas en su cultivo, o tienen en cuenta el bienestar animal.
- Opta por pescado sostenible, que lleva el sello MSC.
- También puedes elegir productos a granel para reducir el uso de envases.
- Fijarse en los envases, intentando que sean, reutilizables, reciclables y/o realizados con materias primas renovables:

• Si son de papel, mira que procedan de bosques certificados, buscando la etiqueta de un árbol con las siglas FSC.
Ya existen en el mercado alternativas al plástico, para productos de un solo uso, fabricadas con almidones de maíz y patata o creados a partir de caña de azúcar.
También puedes optar por productos envasados en latas de aluminio, que son reciclables, o, mejor aún, por los frascos de cristal, que son reutilizables y reciclables al 100%.
Una vez usados, recíclalos en el contenedor apropiado: el amarillo si son envases de plástico o latas y el azul para envases de papel y cartón.

- En la medida de lo posible, intenta ir andando a comprar o en medios sostenibles, como la bicicleta. También puedes optar por el transporte público.
- Cuando vayas a comprar, llévate tus bolsas de tela o reciclables de casa, o incluso el carro o capazo, así reducirás el uso de bolsas de plástico, aunque la mayoría de comercios ya disponen de bolsas porta-compra hechas con más de un 70% de plástico reciclado y procedentes de economía circular.
- Si optas por las compras online, sé coherente y además de elegir productos de proximidad y/o de origen nacional, recuerda que, aunque tú no salgas, el transporte se realiza y esto es consumo de energía y generación de residuos.
- Para ser más sostenible en la compra de ropa, te damos algunos consejos en el siguiente link 
- Para la compra de electrodomésticos del hogar (frigorífico, lavadora o lavavajillas), busca aquellos productos que conllevan a un ahorro de energía y agua. Los podrás distinguir por las etiquetas ecológicas y las energéticas, son más eficientes las marcadas como A y B.
- También puedes optar por productos de Comercio Justo, sistema comercial basado en el diálogo, la transparencia y el respeto, que busca una mayor equidad en el comercio internacional, prestando especial atención a criterios sociales y medioambientales.