Envases y sostenibilidad posCOVID

Combinar envases y sostenibilidad, es posible y deseable, una vez pasada la pandemia. Descubre las ventajas de un embalaje comprometido con el medio ambiente.

Es Eco, es Lógico

18 septiembre 2020

Comparte

Durante los tres meses excepcionales que ha durado el Estado de Alarma en nuestro país, el plástico, denostado hace apenas unos meses, se ha convertido en un garante de la seguridad ante un posible contagio por coronavirus. Los equipos de protección individual de los sanitarios, los guantes, los envases de los alimentos… en esos momentos, la seguridad ha estado por encima de la sostenibilidad.

Fruto de la crisis de la COVID-19, el consumidor ha intensificado la compra de productos envasados por considerarlos como un elemento de seguridad alimentaria, si bien, los datos de Aecoc Shopperview muestran que la crisis sanitaria no ha desplazado el debate entre los consumidores sobre la importancia de la sostenibilidad como factor de decisión.

De hecho, el 23% de los compradores afirma que ahora da más importancia a la compra de productos y marcas comprometidas con el medio ambiente, mientras que un 69% le da el mismo peso a la hora de hacer sus compras que antes de la pandemia. Además, el 76% cree que en el consumo del futuro será importante reducir los envases de los productos para evitar el exceso de plásticos.

Vuelta al consumo sostenible 

Según los resultados de la segunda oleada del barómetro de Aecoc Shopperview y la consultora 40dB, el paso de las semanas también ha devuelto la importancia de algunos factores que habían perdido relevancia durante las primeras semanas de confinamiento. El caso más claro es el de la sostenibilidad. Si en la primera oleada del barómetro tan solo el 38% de los consumidores aseguraban que se fijaban en las marcas y productos comprometidos con el medioambiente, el porcentaje en las últimas semanas ha crecido hasta el 52%.

De cara al futuro, el 76% cree que será importante reducir los envases y el 63% asegura que comprará más productos de proximidad.


Qué está haciendo Consum


  Sustitución de las bolsas porta-compra de plástico por bolsas con más del 70% de plástico reciclado, elaboradas a partir de nuestro propio residuo plástico. Un ejemplo de economía circular.
Disposición de bolsas reutilizables, como de yute de polipropileno y de papel.
Incorporación de PET reciclado a las botellas de zumo natural y en las tarrinas de servicio de charcutería al corte.
Eliminación de vajillas desechables de plástico de un solo uso (platos, vasos, cubiertos…) y sustitución por productos compostables, reciclables o reutilizables.
Introducción de bolsas compostables, tanto para la selección de los residuos orgánicos, como para desechos caninos.
Incremento del producto a granel en la sección de frutas y mejoras en los envases del producto ECO, como la fruta Consum ECO, cuyo envase está hecho de plástico compostable y cartón.
Disposición de una bolsa reutilizable para frutas y verduras realizada con 100% de PET reciclado.  
Bandejas biodegradables para la sección de carnes.
• Reducción del uso del plástico en los envases de marca propia mediante:


1. La incorporación/utilización de plástico reciclado (en los envases), como en los lavavajillas y limpia hogares Consum realizadas con el 45% de plástico reciclado o en los zumos refrigerados de 1L, donde el envase cuenta con un 52% de plástico reciclado, entre otros.

2. La reducción de las dimensiones de los envases, así como la reducción de espesores, con el consiguiente ahorro de plástico utilizado, como la reducción de entre un 6-9% menos de plástico en las tarrinas de helado Consum, en las garrafas de agua y la reducción del gramaje en los envases de las patatas fritas.  

3. La eliminación, reducción o sustitución por otros materiales más sostenibles (cartón) de los elementos secundarios de envase, como la leche entera, semidesnatada y desnatada Consum donde se ha eliminado el plástico del pack de 6 y se ha sustituido por cartón.


• Utilización de cartón y papel reciclado en nuestros envases de marca propia con más de 60 referencias que cumplen este requisito, así como el compromiso de que el papel y cartón usado en todos los casos proceda de fuentes de gestión responsables.