¿Qué significa que un producto tenga sello de bienestar animal?

El certificado de bienestar animal, basado en los estándares europeos de Welfare Quality, garantiza al consumidor un producto de excelencia y calidad.

Saber comprar

23 octubre 2020

Comparte


En los últimos tiempos, el interés de la sociedad por conocer cuáles son las condiciones de vida, crianza y sacrificio de los animales que consume, o sus derivados, ha ido en aumento. De hecho, cada vez son más los productos que cuentan con algún sello de este tipo en sus envases.

Ya no basta con conocer el origen de lo que comemos, nos interesa saber más: cómo es su alimentación, su entorno y, en definitiva, asegurarnos de que los animales han sido criados en unas condiciones dignas. Ofrecer información clara, rigurosa y contrastada refleja un compromiso con la sociedad.

Pero ¿en qué consiste exactamente este tipo de certificados? ¿Cómo se consiguen?

AENOR BIENESTAR ANIMAL

El sello de bienestar animal de AENOR está basado en los estándares europeos de Welfare Quality, que, además de los aspectos relacionados con la alimentación y los cuidados, tiene en cuenta aspectos como el estado emocional o la ausencia del dolor. Sus cuatro pilares fundamentales son:

  • Alimentación: se analiza la dieta del animal, que debe ser equilibrada y en las cantidades requeridas, así como el estado visual para comprobar que no sufre desnutrición ni problemas asociados a esta. También se comprueba que el animal disponga siempre de agua y que se le aporten los suplementos necesarios según su dieta.
  • Alojamiento: es importante que los animales dispongan de zonas refrigeradas donde protegerse si las temperaturas son elevadas, así como de zonas secas y con calefacción en épocas más frías, y que además puedan moverse libremente por las instalaciones. También se valora la limpieza del animal y que disponga de una zona de descanso adecuada.
  • Salud: se evalúa si los animales están sanos y también qué controles se llevan sobre la salud de los mismos, así como si el veterinario acude regularmente a la explotación, si sigue una pauta sanitaria preventiva o si acude con rapidez cuando se presenta un problema. Se evalúa, además, el porcentaje de mortalidad en la explotación o la ausencia de prácticas dolorosas para los animales, como el corte de colas, de cornamenta, etc.
  • Trato: se comprueba también la ausencia de malos tratos, por ejemplo, observando la distancia a la que las vacas, las ovejas, los cerdos, etc. reculan ante la presencia humana. También se observa, en el caso de los rebaños, si van todos juntos o hay algún miembro excluido o marginado.

Según explica AENOR, cada especie animal es evaluada de acuerdo con el protocolo de Welfare Quality y AWIN® específico para ella por auditores autorizados y calificados. Tras la evaluación pormenorizada, se obtiene una puntuación que dará lugar al nivel en el que se encuentra el establecimiento auditado, en el caso de superarse el nivel mínimo establecido para cada caso, y, partiendo en todo momento del cumplimiento con los requisitos legales de aplicación, dicho establecimiento obtendrá la certificación. Esta certificación garantiza una auditoría exhaustiva en todas las fases de producción y la máxima información y transparencia al consumidor.


SELLO COMUNITARIO DE BIENESTAR ANIMAL

En Europa no existe todavía un sello europeo común que certifique los procesos de bienestar animal de toda la cadena alimentaria. Algunos países como Alemania, Dinamarca o Países Bajos están implantando ya un sistema de etiquetado, similar al de los huevos, que distingue la calidad de la carne, principalmente de porcino.

Mientras esto se pone en marcha, en España también se hace camino hacia las buenas prácticas de toda la cadena de valor. Además del sello Welfare Quality de AENOR, existen otras certificaciones propias, como:


  • Interporc Animal Welfare Spain (IAWS): se trata de un sello propio de la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Porcino de Capa Blanca (Interporc), que garantiza las buenas prácticas en toda la cadena de valor de la producción de carne de cerdo.


  • ANDA: este sello es el que certifica que la producción de huevos ecológicos y camperos cumple con la legislación sobre bienestar animal y, además, va un paso más allá, ya que busca mejorar en cuanto a entorno y desarrollo rural. Este sello ha sido creado por la Asociación Nacional para la Defensa de los Animales.


Por otra parte, el sector cárnico español también trabaja para crear un sello común, que sirva de base para todas las explotaciones ganaderas. Cada subsector (ovino, porcino, caprino, de pollo, de conejo, etc.) trabaja actualmente en un reglamento técnico adaptado a sus necesidades, que luego se pondrá en común para llegar al certificado unificado.

Y, por su parte, la Asociación Nacional de Transportistas de Animales Vivos también trabaja para certificar la calidad y el buen hacer de los profesionales que transportan animales vivos que luego se introducirán en el mercado alimentario.