Huerta en casa: cómo hacer un huerto casero

Descubre qué es una huerta en casa y lleva una vida sana, sostenible y ecológica. Te mostramos paso a paso cómo hacer un huerto en casa de forma sencilla.

Es Eco, es Lógico

18 febrero 2020

Comparte


Hacer un huerto urbano puede parecer una tarea complicada, con muchas cosas a tener en cuenta: qué plantas cultivar, qué materiales usar, el tiempo que hay que dedicarle… Te damos algunos consejos para que descubras que es una experiencia sencilla y muy gratificante.

Además, tener un huerto contribuirá a mejorar tu dieta ya que, al controlar tus alimentos, comerás de forma más ecológica y saludable.

Cómo hacer un huerto casero

1. El recipiente
Lo primero que debemos hacer es prever el espacio que podemos abarcar. Una vez localizada la ubicación, en función de sus condiciones, pensaríamos qué tipo de recipiente se adecua más a nuestras posibilidades.


Los hay de muchos tipos:


-Si nuestro espacio es medio, una mesa de cultivo puede ser una buena idea. Ideal para situarla en terrazas, patios o jardines.

-Las macetas o jardineras son muy prácticas si nuestro espacio es menor o queremos más flexibilidad. No necesita mucha inversión y son ideales para principiantes, en espacios pequeños como balcones e interiores, así como para ampliar la zona de huerto por temporadas.

-Los jardines verticales son algo que está cogiendo mucha fuerza últimamente. Consiste en una estructura vertical de jardineras o macetas que necesita muy poco espacio. Si bien es cierto que cuesta un poco más, es una buena idea para construir tu huerto en balcones y terrazas sin renunciar al espacio.

-Macetas colgantes. Hablamos de una inversión baja y un espacio muy pequeño. Colgar las macetas te permite versatilidad y mayor libertad de movimiento.

Tras haber elegido el recipiente que más se adecue a nuestras preferencias y posibilidades, hay que escoger la ubicación. Es fundamental, pues los cultivos agrícolas necesitan muchas horas de luz para que crezcan correctamente.



2. El sustrato

Tras haber elegido nuestro recipiente ideal, tenemos que elegir el mejor sustrato. Es decir, el tipo de tierra específico para macetas u otros recipientes, que aporta a la planta los nutrientes que necesita para crecer fuera del suelo.

Es importante elegir un buen sustrato, pues de este depende el éxito de nuestro huerto. Un sustrato universal de calidad resulta perfecto para macetas y jardineras.

Las mejores semillas para nuestro huerto en casa

Si somos principiantes, podemos empezar trasplantando un plantel o una planta directamente a nuestro huerto. Un plantel de tomates, pimientos, fresas y berenjenas puede ser una buena combinación para comenzar. Al usar semillas ya germinadas, el proceso se facilita.

En tu huerto urbano puedes plantar todo tipo de verduras y hortalizas, desde lechugas y tomates, hasta coles y pepinos. Todo en función de tu nivel de experiencia y el espacio del que dispongas. Aunque, conocer las necesidades de cada planta puede ayudar a decidirnos. Por ejemplo, podemos plantar una semilla de lechuga en primavera, pero en verano convendría plantar un plantel, ya que, debido al calor de los meses estivales, la germinación se complica.

Es importante elegir un buen sustrato, pues de este depende el éxito de nuestro huerto

También son muy agradecidas las hierbas aromáticas, como el perejil, la albahaca o el cilantro. Debido a su facilidad de germinación y a que necesitan poco espacio, están muy presentes en todos los cultivos domésticos.

Una vez tengas tu huerto confeccionado, solo quedará mantenerlo. Asegurarte de que las plantas reciben buena cantidad de luz directa al día y mantenerlas hidratadas es lo más importante para obtener buenos resultados.

Cuando crezcan tus hortalizas y maduren, recógelas y prepara un buen plato saludable.