Los expertos advierten de que en 2030 la obesidad afectará a una década dos personas, si no se toman medidas contra esta dolencia.

Tema del mes

4 enero 2019

Comparte

La obesidad es uno de los mayores problemas de salud pública que existen en nuestro país. Los expertos advierten de que en 2030 la obesidad afectará a una de cada dos personas, si no se toman medidas contra esta epidemia. Además, será la primera vez que las expectativas de vida de los hijos sean inferiores a las de sus padres.

 Pero no hay que irse tan lejos en el tiempo. Hoy en día, España es el segundo país de la Unión Europea, tras Gran Bretaña, con mayores tasas de obesidad. Esta dolencia la padecen el 25% de los valencianos y puede llegar a reducir la esperanza de vida en 10 años. También el sobrepeso, que afecta al 38% de la población de la Comunidad Valenciana, destacando el progresivo incremento en las formas de obesidad más grave, según datos de la Sociedad Valenciana de Endocrinología, Diabetes y Nutrición.

Y las futuras generaciones tampoco se salvan de este problema. La prevalencia de sobrepeso y obesidad en España de la población infantil se sitúa por encima de la media mundial, con un 23,3% y un 18,1%, respectivamente, según los datos recogidos en el estudio ALADINO. La Organización Mundial de la Salud (OMS), por su parte, cifra la prevalencia de la obesidad en un 13% y de sobrepeso en un 39%

¿Qué es la obesidad?

 La obesidad es una enfermedad crónica caracterizada por la acumulación anormal y excesiva de grasa y que puede afectar al estado de salud, tanto de niños como de adultos, convirtiéndose en uno de los mayores retos de la salud pública en el siglo XXI. Va asociado a un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes y apnea del sueño, según los expertos.

¿Qué podemos hacer?

 Endocrinos y nutricionistas advierten que la lucha contra la obesidad y el sobrepeso no es por un tema ‘estético o de báscula’, sino de salud, ya que son enfermedades crónicas. Y que la solución, que conlleva un cambio de hábitos para toda la vida, debe ser asumida por toda la ciudadanía, ya que se trata de un problema social y no solo médico.

 Para intentar dar solución a este problema, el Hospital La Fe y Consum han puesto en marcha el Proyecto #ActiSaludable de investigación, de forma piloto, en la localidad valenciana de Alcàsser, dentro de la Cátedra Consum-Hospital La Fe que arrancó en junio de 2017, para promocionar hábitos de vida saludable y reducir el sobrepeso, la obesidad y el sedentarismo. Se trata de una investigación multidisciplinar que cuenta, además, con la implicación del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe, la Fundació Lluis Alcanyís-UV y el Ayuntamiento de Alcàsser, además del centro de salud, las farmacias, colegios, AMPAs y asociaciones municipales de dicha localidad.

 El Proyecto #ActiSaludable va a consistir en detectar la dolencia entre los habitantes de Alcàsser, sensibilizar para combatirla y promover rutas saludables en el pueblo que estimulen la realización de ejercicio físico durante año y medio, entre otras actuaciones. Se utilizará la tecnología Bigdata para mejorar el conocimiento del estado de salud de la población para después, en un futuro, poder extrapolar dicho proyecto a otras poblaciones valencianas. Dicho proyecto, así como la Cátedra Consum-La Fe, están alineados con los objetivos de la estrategia NAOS (Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad).

10 tips para comer y estar bien

1. Mastica despacio y haz 5 comidas al día

2. Consume frutas y verduras, al menos, 5 piezas al día.

3. Come pescado, 3 veces por semana, en especial el azul, que tiene Omega3

4. Consume carne, pero que sea poco grasa, como pollo, pavo o conejo.

5. Evita las grasas saturadas y opta por las ‘saludables’ o de origen vegetal, como el aceite de oliva y evita los fritos. 

6. Los lácteos, mejor desnatados o bajos en grasas

7. Consume productos antioxidantes, ricos en vitamina C

8. Ponte horarios para las comidas, evitando hacer cenas abundantes y tardías

9. Bebe mucha agua y evita tomar refrescos y bebidas azucaradas

10. Haz ejercicio.




Alimentos que te ayudan a combatir el estrés

El estrés en sí mismo no es peligroso, ya que forma parte de nuestras vidas y, en cierto modo, es normal padecerlo. Sin embargo, estar expuestos a niveles altos de estrés continuamente tiene sus consecuencias: insomnio, dolores generalizados, depresión, úlceras, e incluso, problemas en la piel y pérdida del cabello... Estos son algunos de los alimentos que nos pueden ayudar a combatir el estrés:

Yogur: Tomar un yogur natural cada día regenera la flora intestinal y favorece la producción de serotonina, la hormona que produce el cerebro y que está íntimamente relacionada la regulación de nuestro estado de ánimo. También es un regulador del sueño, por lo que favorece un sueño apacible al mismo tiempo que controla nuestro estrés y nuestra temperatura corporal.

Avena: La avena es un carbohidrato complejo que ayuda a aumentar los niveles de serotonina en el cerebro. La serotonina es un neurotransmisor responsable de impulsar el estado de ánimo y también la relajación.

Chocolate: Tomar una pequeña cantidad de chocolate negro al día (40-50 gramos) reduce los niveles de hormonas de estrés.


Alimentos relajantes musculares  


El magnesio y el potasio son dos elementos naturales que tienen propiedades como relajantes musculares naturales. Si padecemos de tensiones musculares, lo mejor es buscar aliados en la alimentación  e introducir los plátanos, patatas al horno, almendras, pistachos, calamares, arroz integral y chocolate en nuestra dieta.

Alimentos que nos ayudan a mejorar las defensas

Los vegetales, específicamente los de hoja verde, son los que más cantidad de vitamina B, antioxidantes y energía ofrecen al organismo.

Este tipo de alimentos antioxidantes ayudan a revertir el daño celular que hayan podido causar los radicales libres en el organismo, permitiendo no solo combatir el envejecimiento, sino ayudando al cuerpo a estar más fuerte ante cualquier enfermedad que le pueda atacar. Además, también ofrecen calcio, fósforo, hierro y fibra, que son sinónimo de energía para que el cuerpo humano funcione correctamente. Prevenir la gripe, infecciones, generar vitalidad, sentirnos más sanos y tener más energía, son algunos de los beneficios que podremos notar  incorporando también vegetales de hojas verdes como los berros, brócoli, espinacas y/o acelgas.