¿Eres de perro o de gato?

Seguramente habrás oído alguna vez la expresión de que “las mascotas se acaban pareciendo a sus dueños”, quizá por imitación o por costumbre, aunque no siempre es así. Pero ¿sabías que según la mascota que tengas se puede saber cómo eres? Los expertos así lo afirman, al menos, para los dueños de perros y gatos.

Mascotas

21 junio 2017

Comparte

¿Te definirías como una persona familiar, responsable y extrovertida? Si es así, lo más probable es que prefieras a los perros frente a los gatos. Al menos, así lo afirma una investigación realizada por el psicólogo Sam Gosling de la Universidad de Texas en Austin. Tras analizar las 4.565 entrevistas realizadas a voluntarios sobre mascotas y estilo de vida concluyó que existen “diferencias notables de personalidad” entre los dueños de perros y los que tienen gatos.

De acuerdo a este estudio, el 46% de los entrevistados se consideró amante de los perros, mientras que el 12% dijo lo mismo de los gatos. El 28% de los encuestados manifestó querer a perros y gatos por igual y el 15% declaró que no le gustaba ninguna de estas mascotas.

Identificación con la mascota


"Teniendo en cuenta que se dan conexiones psicológicas estrechas entre las personas y sus mascotas es muy probable que las diferencias entre los perros y los gatos pueden ser adaptadas a las diferentes personalidades humanas", afirma Gosling. De esta forma, el psicólogo de la Universidad de Texas considera que se da un contagio entre el carácter que se le atribuye a los perros y a los gatos y la percepción que se tiene de uno mismo.

Los perros son animales sociables. Participan en juegos interactivos con otros perros y con sus dueños. Les gusta la compañía humana y celebran o ahuyentan la llegada de una persona al hogar. En cambio los gatos tienen una conducta bastante diferente, son animales solitarios, silenciosos y sigilosos, y no les gusta el juego comunitario, ni suelen mostrar demasiada atención a las visitas.

Por lo tanto, "cuando alguien se declara más amante del perro que del gato, o viceversa, de forma indirecta proyecta en sí mismo esta personalidad canina o felina", explica Gosling.



Si tienes perro… 

Según el estudio, los amantes de los perros en comparación a los de los gatos son:

- más extrovertidos

- más agradables

- más aplicados, concienzudos y serios en sus quehaceres.

- se sienten más a gusto con comportamientos planificados, en vez de los espontáneos.

- presentan pensamientos tradicionales

Si tienes gato… 

Por otro lado los amantes de los gatos en comparación a los de los perros presentaron las siguientes características:

- son más neuróticos

- poseen una  mentalidad más abierta

- tienden a apreciar más las artes, la aventura, la imaginación y las emociones

- son más creativos y curiosos

- son de personalidad más introvertida

Lo que no determinó el estudio es cuál sería la personalidad de aquellas personas que tengan perro y gato. Podría ser interesante para un futuro estudio.