Productos integrales, todo sobre ellos

¿Conoces la normativa que regula los productos integrales?¿Es lo mismo un producto integral que rico en fibras? Descubre más sobre los productos integrales.

Saber comprar

29 junio 2020

Comparte


Se cumple un año desde que entró en vigor en España la nueva normativa sobre la calidad del pan, que contempla requisitos más estrictos para considerar un pan integral y establece categorías para diferenciar a este alimento. Su principal objetivo es crear un marco general de calidad respecto a la producción de este producto.

La norma de calidad del pan garantiza a los consumidores la adquisición de productos de calidad perfectamente etiquetados, según el Ministerio Agricultura. Además, para que un pan sea considerado integral, exige que el 100% de la harina empleada sea integral.

Por otra parte, cuando el pan no esté elaborado con harina 100% integral deberá indicar en la denominación del producto el porcentaje de harina integral con respecto al total de harinas utilizadas, seguido del nombre del cereal. También concreta la definición de masa madre y se establece los requisitos para utilizar la denominación "elaborado con masa madre". Además, la normativa explica en detalle el uso de otras denominaciones como pan multicereal o de panes elaborados con harina de cereales y semillas.

¿Es lo mismo integral que rico en fibra?

Los cereales integrales son aquellos, como trigo, arroz o maíz, que mantienen la capa externa del grano que comprende el salvado y el germen, favoreciendo nuestro tránsito intestinal.

Para que un producto sea legalmente reconocido como ‘fuente de fibra’, tiene que contener como mínimo 3 gramos de fibra por cada 100. Por tanto, un alimento puede ser rico en fibra sin ser integral, añadiendo a la harina otros ingredientes como el salvado. Para que sea integral, como se ha comentado el inicio, debe contener el 100% de harinas integrales.


Cuando vayas al súper recuerda…

- El pan integral, ahora sí, contendrá entre sus ingredientes solo harinas integrales.
- Productos como galletas, snacks o cereales, se han quedado fuera de la normativa y, por tanto, cuando leamos frases del tipo “con grano entero”, “a base de cereales” o “integral”, no significa que hayan sido elaborados solo con harinas integrales.
- Lee siempre los ingredientes y su proporción, es la única forma de saber lo que estás comiendo.