¿Qué hacer si tu perro se pierde?

Si tras un despiste no encuentras a tu perro, debes actuar con rapidez e intentar no perder la calma. Te contamos qué hacer si se pierde tu perro.

Mascotas

3 mayo 2021

Comparte

El momento en que descubres que tu perro no está a tu lado suele ser muy angustioso, por eso es fundamental mantener la calma y saber lo que debemos hacer para encontrarlo rápidamente. En la mayoría de los casos, el perro volverá a casa sano y salvo, pero hemos de tener en cuenta algunos consejos que nos pueden ayudar.


¿Cómo actuar si se pierde un perro? 

Cuando los perros se pierden, suelen estar asustados. Aunque los motivos de la pérdida pueden ser muchos, como soltarse de la correa asustado por un petardo o un estruendo o estar en una zona donde está permitido soltarlos y alejarse demasiado olfateando, en cuanto el perro descubra que su responsable no está cerca se pondrá nervioso y su objetivo será encontrarlo.

Por eso, mantener la calma y seguir ciertos pasos nos aseguran que el perro pueda ser localizado lo antes posible. Lo primero es buscarlo por la zona en la que lo hemos perdido. Si vas con más de una persona, incluso conviene que, mientras una lo llama y lo busca, la otra permanezca en el lugar donde el perro se perdió, porque él tratará de buscarte siguiendo tu estela de olor y volverá al último lugar en el que estuvo contigo.

Si no aparece, entonces no hay tiempo que perder. Lo primero es dar parte a la policía local del municipio donde el perro se ha perdido y a la Guardia Civil.  De esta manera, ambos cuerpos de seguridad estarán sobre aviso por si alguna persona lo encuentra y les llama, y contarán con tus datos para localizarte.

En segundo lugar, conviene avisar a la protectora de la zona porque, en ocasiones, cuando alguien encuentra un perro, lo recoge y lo lleva a la protectora. Estas, cuando les llega un perro, además de leer el chip también difunden en sus redes sociales el caso, ya que lo primero es siempre averiguar si el animal se ha perdido y devolverlo con su familia.


Tanto los veterinarios como la policía local, en la mayoría de las ocasiones, y también las protectoras, cuentan con lectores de chip, lo que facilita el contacto con los responsables del perro perdido. De aquí la importancia de que nuestros perros lleven siempre el microchip identificativo, que, además, es obligatorio por ley y muy útil en caso de pérdida del animal.

Informa también a tu veterinario de confianza. En caso de que tarde en aparecer, deberá dar aviso a la Red Española de Identificación de Animales de Compañía.

Además, nunca está de más que el perro lleve alguna chapa o collar identificativo con nuestro número de teléfono, ya que ello facilita la labor de contactar con los responsables. Por otra parte, se ha de tener en cuenta que un perro perdido puede estar asustado y no siempre se deja coger, por lo que cualquier dispositivo identificativo resulta muy útil.

Contacta con amigos, protectoras, asociaciones y grupos de apoyo a los animales para que difundan su foto en redes. Facilita una foto del perro con todos los datos sobre el animal y tu teléfono de contacto. Te sorprenderá ver cómo las personas ayudan en estos casos y, rápidamente, la foto de tu perro llegará a muchas personas que, en caso de encontrarlo, te podrán avisar.

Haz carteles y pégalos por la zona en la que se ha perdido el perro y también por tu zona de residencia. Vuelve de manera frecuente a la zona en la que se perdió. En ocasiones, paralizados por el miedo de verse solos, pueden buscar un refugio en la calle y quedarse ocultos hasta que se ven con fuerzas para salir.

Mantente optimista y nunca dejes de buscarlo. Hay casos de perros que han encontrado a su familia después, incluso, de años perdidos.

En la mayoría de los casos, gracias al apoyo de la ciudadanía y la labor de la policía y las protectoras, suelen ser encontrados rápidamente y todo se queda en un susto. En cuanto esté contigo de nuevo, dale muchos mimos y llévalo a casa a descansar para que se sienta querido y protegido.