Trucos para ahorrar en casa

La eficiencia energética se plantea como una de las medidas de freno para el cambio climático y para tener una sociedad más sostenible, junto con el desarrollo de energías renovables y una política de transporte menos agresiva con el medio ambiente. Pero, ¿somos responsables con el uso que hacemos de la energía en nuestro día a día? Te dejamos 10 claves para ser más eficientes en nuestra casa.

Es Eco, es Lógico

4 mayo 2018

Comparte


1. Revisa las ventanas

Una de las mayores fuentes de pérdida de calor son las ventanas. Revisa que la carpintería esté en condiciones óptimas o coloca una con aislamiento térmico. Es recomendable, asimismo, instalar doble cristal para disminuir la necesidad de calefacción en las habitaciones.

2. Pásate al LED

Las bombillas incandescentes pierden energía en forma de calor. Instalar bombillas LED es una pequeña inversión que rápidamente se verá amortizada. Los LED pueden reducir en un 22% el consumo energético de cualquier hogar y se adaptan a cualquier lámpara que puedas tener.

3. Revisa la instalación eléctrica

En nuestro hogar lo primero que podemos hacer es revisar el estado de la instalación eléctrica, no sólo para evitar gastos innecesarios tanto de energía como de dinero, sino por una cuestión de seguridad. Una posible sobrecarga puede desembocar en un incendio.



4. Utiliza eficientemente la calefacción

Lo ideal es mantener la calefacción de las estancias a 20ºC, el aire acondicionado a 26ºC y el agua caliente a 35ºC. Cada grado de diferencia supone una diferencia del 8% de energía. Un consejo: en el momento de poner en marcha el aparato, no le exijas el máximo de temperatura, no refrescará o calentará la habitación más rápido, sólo conseguirás que gaste más energía.

5. Aprovecha los recursos naturales

Subir las persianas, correr las cortinas o pintar las paredes con colores claros son algunas prácticas que reducen la necesidad de iluminación artificial. Asimismo, si abres las ventanas de forma que se puedan crear corrientes de aire naturales podrás ventilar de forma eficaz y disminuir el uso de aire acondicionado.

6. Instala electrodomésticos de bajo consumo

Cuando tengas que sustituir viejos electrodomésticos, hazlo por nuevos aparatos que tengan una etiqueta energética de bajo consumo energético. Opta por electrodomésticos de clase energética A++ o A+++, que comportan un ahorro del 70% en el consumo de energía respecto a los de clase A.

7. Haz un uso responsable de electrodomésticos

Utiliza siempre a carga completa la lavadora, el lavavajillas y la secadora, así como sus programas ecológicos y económicos. Evita el prelavado en la lavadora y usa agua fría siempre que sea posible.



8. Cuidado en la cocina

Utiliza la olla a presión siempre que puedas, el consumo energético se puede reducir hasta la mitad. Cocinar con microondas también supone un ahorro de tiempo y de energía. Si utilizas el horno, evita abrirlo mientras esté funcionando, ya que supone una bajada de unos 20ºC de temperatura. Por último, apaga el fuego 5 o 10 minutos antes de acabar la cocción para aprovechar el calor residual.

9. Invierte para mejorar el consumo de agua

Instala aireadores en los grifos, disminuirás hasta un 50% el consumo. Con el uso de una cisterna de doble descarga también reducirás el gasto a la mitad.

10. Adiós al stand-by

Apaga todos tus aparatos electrónicos si no los vas a utilizar. Se calcula que entre el 7% y el 11% de nuestro consumo energético procede del consumo fantasma y esto se traduce en un gasto anual que ronda los 100€ aproximadamente. Puedes usar regletas con interruptor, de manera que apagues del todo los aparatos o los cargadores no estén consumiendo ni gastando energía.