¿Cuántas calorías tiene la cerveza?

¿Cuánto engorda una cerveza?  ¿Tienen todas las mismas calorías? El universo de la cerveza es muy amplio y su aporte calórico dependerá de muchos factores. Los ingredientes, las proporciones, los métodos de elaboración o el volumen de alcohol que contiene cada tipo de cerveza hacen que esta contenga más o menos calorías.

A examen

14 mayo 2018

Comparte


La cerveza está elaborada principalmente a base de agua y cereales, por lo que su contenido energético en hidratos de carbono es alto. A esto se le suman las calorías que aporta el alcohol que contenga. Cada gramo de alcohol contiene 7 kilocalorías. Más de lo que aporta cada gramo de hidratos de carbono y proteínas, que es de unas 4 kilocalorías y un poco menos que las que aportan las grasas, que son 9 kilocalorías.

Se calcula que una cerveza normal con un porcentaje del 5% en el volumen de alcohol contiene aproximadamente 140 kilocalorías por una botella de 33 centilitros. Pero el mundo de esta bebida alcohólica es amplio y poco tiene que ver una cerveza sin alcohol con otra elaborada con trigo o una cerveza mezclada con limón en lo que aporte calórico se refiere. Las calorías varían mucho de un tipo de cerveza a otra.

Una cerveza sin alcohol contiene casi dos veces menos calorías que la cerveza normal. Si bebemos un tercio (33 cl.) de cerveza sin alcohol estaremos ingiriendo aproximadamente 65kcal., lejos de las 150 que tiene de media la misma cantidad de una cerveza con alcohol. En el otro extremo de la balanza se sitúan las cervezas más oscuras, las tostadas o negras, que además de tener un mayor contenido alcohólico, tienen una mayor presencia de hidratos de carbono. Para el caso de una cerveza de entre 8º y 9º de alcohol, el aporte calórico está en torno a las 60kcal por cada 100 gramos de cerveza.

Una cerveza sin alcohol contiene casi dos veces menos calorías que la cerveza normal




La cerveza suave tiene un nivel de alcohol entre 2,5% y 3% vol., las cervezas Lager entre 3% y 6% vol. y las cervezas Ale tienen una graduación de entre el 4% y el 11% vol. Hay excepciones y existen cervezas que contienen más de 9% vol. de alcohol y pueden llegar hasta el 12%. Las calorías de la cerveza variarán muy significativamente en función del contenido alcohólico que tengan. Hay que tener en cuenta, que esta bebida, además del contenido en alcohol contiene otros ingredientes como el lúpulo o la cebada que pueden incrementar el aporte calórico. Algunas de ellas contienen otro tipo de aditivos para aportar aromas que las diferencian, como el caramelo, el cacao, frutas, hierbas, etc. Así que las calorías no solo dependerán del alcohol que tengan.

Si comparamos las calorías de la cerveza con otras bebidas alcohólicas como el vino u otros destilados, el aporte calórico es menor. Incluso tiene menos calorías que otras bebidas no alcohólicas como la leche o el zumo de piña. El problema es que muchas veces es difícil resistirse a tomar solo una cerveza. Por tanto, la típica idea de que la cerveza engorda no se debe tanto al producto en sí, sino a la cantidad de unidades que se puedan consumir.