Cocinar para uno

Los hogares se van transformando y van surgiendo composiciones diferentes, cambiantes según la temporada y, en general, mucho más reducidas de lo que eran hace unos años.  Pisos compartidos, familias más pequeñas, singles... Hacer la compra para pocos e, incluso, para una sola persona es cada vez más habitual.

Saber comprar

28 febrero 2019

Comparte

Yo me lo guiso, yo me lo como

El formato, la conservación de los alimentos e incluso las cantidades que figuran en las recetas puedan condicionar el aprovisionamiento y la preparación de los menús, pero con previsión, organización y un poco de creatividad ‘llenar la cesta’ para un ‘petit comité’ no tiene porqué ser misión imposible. Evitarás comer mal, siempre lo mismo o tirar ‘sobras’ constantemente.

Planifica tus comidas

 •Haz tu lista de la compra con el calendario delante teniendo en cuenta salidas, citas para comer fuera, viajes… Incorpora a la previsión horarios, hábitos, gustos y objetivos.

Sentido práctico: piensa en platos que puedas preparar, te sienten bien y te gusten para distribuir el menú semanal. Puede ayudarte pensar en las recetas de tu infancia.

Prepara tu fondo de despensa: pasta, sopas o conservas, son productos que se pueden tomar en diferentes preparaciones y a los que siempre se puede recurrir. Otros productos que nos pueden sacar de un apuro son fiambre, huevos, queso o yogur.

Invierte en tápers y almacenaje.

Organiza tu cocina

• Revisa bien la despensa, la nevera y el congelador. Repasa caducidades, distribuye bien los productos para que estén bien conservados y a la vista y haz limpieza si es preciso. Cómo organizar los alimentos en la cocina? 


Reconcíliate con el congelador. No se trata de guardar ‘sobras’ si no de tener siempre verduras cortadas y listas para usar, pan crujiente en pocos minutos o raciones individuales listas para usar. Ten en cuenta las recomendaciones generales para congelar alimentos. Cuanto dura un alimento en el congelador sin estropearse? 

 Opta por el granel y los frescos al corte. Será más fácil ajustar las cantidades a las necesidades reales. Además, podrás hacer una compra más variada e innovar en las recetas siguiendo los consejos de tu maestro de la frescura.


Reserva algo de tiempo para cocinar. Los domingos suele ser el día idóneo para organizar la semana. Al tener que preparar pocas raciones no renunciarás a demasiado tiempo libre y lo agradecerás entre semana.  


Yo me lo guiso, yo me lo como

Innova con tus recetas

Experimenta con las recetas: muchas recetas están pensadas para 4 personas y las matemáticas no siempre ajustan exactamente las proporciones. Estrena tu propio recetario y apunta lo que te funcione para repetir.

• Adapta los platos al día a día: Juega con tu fondo de despensa para intercambiar platos y menús. Evitarás caer en la rutina o el aburrimiento.

• Mímate: cuida tu selección de productos, la presentación de los platos y el maridaje. ¡Te lo has ganado!