Cómo hacer guacamole casero

¿Te encanta el guacamole? Te contamos cómo prepararlo casero. Descubre su sabor único y fresco para acompañar cualquier comida con pocos ingredientes.

A examen

27 abril 2020

Comparte


El guacamole se ha convertido en una salsa presente en celebraciones y aperitivos, aunque también se utiliza para acompañar algunos platos dándoles un toque exótico y diferente. El guacamole es una salsa mexicana preparada a base de aguacate y chile verde que ya se preparaba durante el Imperio Azteca. Según la mitología prehispánica, Quetzalcoatl, el dios tolteca, ofreció la receta del guacamole a su pueblo, quienes la extendieron por el territorio de Mesoamérica.

En la cocina mexicana, el guacamole se usa como salsa picante para acompañar todo tipo de tacos, tortas y otros guisos, la mayoría a base de carnes rojas. En las cocinas de otros países, entre ellas la española, el guacamole suele ir acompañado de nachos o totopos y normalmente se toma como tentempié.  Es una salsa 100% vegetal, por lo que es apta para aquellas personas que siguen una dieta sin alimentos de origen animal-.  


¿Cuáles son los beneficios del guacamole?

El guacamole es interesante para quienes se preocupan por seguir una alimentación sana debido sobre todo a las propiedades del aguacate y al resto de ingredientes que lo componen. Es un alimento que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo gracias al aporte de vitamina E. El guacamole es también beneficioso para la salud cardiovascular, ya que contribuye a mantener niveles normales de colesterol sanguíneo, de triglicéridos y aumenta los niveles del llamado colesterol bueno. Esto es debido al aguacate, al ser un fruto de alto valor energético rico en grasas monoinsaturadas, que son las recomendadas al realizar una dieta para combatir el colesterol.

El aguacate es fuente de ácido fólico contribuyen al crecimiento de los tejidos maternos y fuente de vitamina K contribuye a la coagulación sanguínea normal, lo hace especialmente recomendable durante el embarazo. Por otra parte, es fuente de potasio que contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y de los músculos. Por todo ello, son muchos los nutricionistas que recomiendan incorporar el guacamole a la dieta.


Cómo preparar guacamole

La receta original del guacamole se prepara con aguacates machacados, zumo de lima, tomate y chile. Posteriormente se le añadió cebolla, cilantro y ajo. Hacerlo en casa no cuesta más de diez minutos y el resultado es espectacular. Lo más importante es que los aguacates que utilicemos tengan el punto justo de maduración. Deben estar duros, pero al tocarlos se debe hundir un poco el dedo. Evitar aquellos que estén negros, con golpes o manchas.  Si el aguacate está verde, debemos dejarlo fuera de la nevera para que madure. Un truco para que madure más rápido es envolverlo en papel de periódico junto a un plátano o una manzana.


Ingredientes para hacer guacamole:

2 o 3 aguacates maduros de tamaño grande

1 tomate rojo maduro

1 cebolla

Zumo de lima (también sirve de limón)

Cilantro fresco recién picado

Sal (al gusto)


Preparación:

1. Picamos la cebolla y el cilantro fino. Cortamos el tomate en dados pequeños y reservamos.

2. Abrimos los aguacates y sacamos la pulpa con una cuchara. Ponemos en un bol y aplastamos con un tenedor.

3. Añadimos el tomate, la cebolla, el cilantro y el zumo de lima al bol. Removemos.

4, Probamos y rectificamos de sal.


Podemos hacer todo el proceso con un robot de cocina o incluso una batidora, aunque en estos casos, la textura quedará más líquida y los tropezones más integrados en la salsa.

Si no lo vamos a consumir en el momento, lo guardamos en la nevera cubierto con papel film o papel de aluminio.

Lo servimos junto a unas tortas de maíz o totopos. ¡A disfrutar!