Cupido: símbolo del día de San Valentín

¿Conoces el origen mitológico de Cupido y su relación con el amor y el día de San Valentín? Descubre quién es la imagen representativa del 14 de febrero.

A examen

5 febrero 2020

Comparte

Origen mitológico de Cupido, la deidad del amor

Existe una imagen que nos viene a la cabeza cuando pensamos en el día de los enamorados. La de un niño pequeño regordete con alas, un arco, flechas y aljaba. Ese querubín, no representa a San Valentín, entonces ¿quién es? Se trata de Cupido.

Según la mitología romana, Cupido era el hijo de Venus, la diosa de la fertilidad, la belleza y el amor. Sin embargo, el padre de Cupido varía según las versiones que encontremos, entre Marte, Júpiter y Vulcano. A Cupido se le considera el dios del deseo romántico. El equivalente de Cupido en la mitología griega era Eros.

En la etimología griega, Cupido significa deseos, ansias o pasión.

Quién es Cupido

Según el mito, Cupido disponía de dos clases de flechas: una concede el amor y la otra, el olvido. Por eso se dice que Cupido puede juntar parejas, pero también separarlas. Según la mitología romana, la madre de Cupido, Venus, fue quien le regaló el arco y las flechas. Las flechas contaban con dos tipos de puntas: unas eran de oro, con las que podía conceder el amor y las segundas eran de plomo, con las que podía sembrar ingratitud, odio y olvido.

A Cupido se le representa a veces con una venda en los ojos, evocando que el verdadero amor surge del alma y no de lo físico o que, mientras dura el amor, ninguno de los enamorados ve defectos en el otro.


Cupido y el día de los enamorados

Como dios del amor, Cupido ha llegado hasta nuestros días para celebrar el día de los enamorados. Se cree que es una fiesta cristianizada del paganismo.  En la antigua Roma se realizaba la adoración al dios del amor, Eros y a quien los romanos llamaban Cupido. Pero ¿por qué se celebra prácticamente en todo el mundo el 14 de febrero?

Se celebra el 14 de febrero en conmemoración al sacerdote romano, San Valentín (siglo III), quien fue ejecutado ese día por desobedecer las órdenes del emperador Claudio II y celebrar matrimonios en secreto para los jóvenes soldados. Claudio II lo prohibió porque pensaba que los solteros sin hijos eran mejores soldados. Valentín, siendo obispo, se negó a aceptar el decreto del emperador porque lo consideraba injusto y lo desafió. Lo que hizo era promover el matrimonio entre las parejas enamoradas, casándolas en su iglesia. Por ello fue detenido, apedreado y decapitado. Tiempo después lo beatificaron e instauraron el 14 de febrero como el Día de San Valentín, el santo de los enamorados.