Derechos de los animales: leyes y normativas

Existen leyes y normativa que afectan sobre los derechos y los deberes de nuestras mascotas. Conoce las principales y cómo afectan a nuestros animales.

Mascotas

20 enero 2020

Comparte

Derechos de los animales: leyes y normativas


Todos los animales tienen derechos que se reconocen en diferentes normativas internacionales. Los principales derechos de los animales que están bajo control del ser humano se basan en las cinco libertades recogidas por la ONU en 1965: 

1. Hambre, sed y desnutrición.

2. Miedos y angustias.

3. Incomodidades físicas o térmicas.

4. Dolor, lesiones o enfermedad.

5. Para expresar las pautas propias de comportamiento.

En 1978, la Liga Universal estableció la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, aprobada por la UNESCO y la ONU, de la que después han ido surgiendo otras leyes y normativas de ámbito internacional y nacional. 

En nuestro país no hay una normativa estatal que recoja los derechos de los animales de compañía, sino que cada comunidad autónoma cuenta con su propia ley y cada ayuntamiento debe tener su ordenanza municipal, basada en la ley de su comunidad autónoma. Es función también de los ayuntamientos hacer cumplir las leyes de bienestar animal.



Derechos de los animales: leyes y normativas

Derechos del perro

Las diferentes normativas van recogiendo medidas para que los derechos de los animales sean respetados y también las obligaciones de sus responsables.  Aunque puede variar de una comunidad a otra e, incluso, de un municipio a otro, hay unas normas comunes básicas que se repiten en todas las leyes: 

- Los animales de compañía deben cumplir unos requisitos de salud e higiene, como tener alimentación y agua adecuada, vacunación, desparasitación interna y externa y cuidado de sus enfermedades. 

- Deben llevar el microchip identificativo y estar censados en el ayuntamiento. 

- Aunque no es obligatorio, es interesante contar con un seguro de responsabilidad civil. Muchos seguros del hogar ya incluyen este servicio en su póliza y podemos pedir que nos lo recojan por escrito. 

- Los responsables deben ocuparse de que los animales, en los hogares, no molesten a la ciudadanía con ladridos, aullidos u otras molestias. 

- Los perros (y también otros animales domésticos que salen a la calle) deben pasear siempre atados con correa, respetando las zonas en las que tienen prohibida su entrada, como parques de niños, comercios u otras áreas. Podrán ser soltados para su disfrute en las zonas delimitadas para ello, ya sean playas o zonas de recreo.

- Los responsables de los perros deben recoger sus excrementos depositados en la vía pública y como novedad, en muchos ayuntamientos se exige llevar una botella de agua jabonosa con un poco de vinagre para limpiar el pipi. 

Ley de perros potencialmente peligrosos

Mención especial merece la normativa acerca de los Perros Potencialmente Peligrosos (PPP), que sí que cuenta con una ley nacional (puede consultarse en el BOE)  y las diferentes leyes de cada comunidad autónoma.

Los dueños de este tipo de perros deben cumplir la normativa general y, además, estas leyes, que cuentan con algunas normas básicas y comunes para todos ellos. Las principales normas para la tenencia responsable de un PPP son:

 

- Ser mayor de edad y no tener antecedentes penales.

-  Licencia de tenencia de estos animales.

-  Inscribirlo en el registro municipal de PPP.

-  Tener el carné de paseador de PPP. 

-  Llevar al perro siempre con bozal y correa no extensible de menos de 2 metros de longitud. 

-  Prohibición de pasear dos PPP a la vez.

-  Contratar un seguro de responsabilidad civil.