La tradición de regalar flores por San Valentín

Aunque siempre es buen momento para regalar flores, es en esta época del año cuando, tanto hombres como mujeres, muestran su lado más romántico y se atreven a regalar flores y plantas para demostrar su amor

Saber comprar

6 febrero 2019

Comparte

La tradición de regalar flores por San Valentín

¿Qué flores regalar para San Valentín?

Ramos con rosas, tulipanes y orquídeas suelen ser los más regalados. Aunque las plantas ganan cada vez más adeptos porque perduran más en el tiempo. A continuación, vamos a ver unas sencillas pautas para que se conserven en mejor estado y durante más tiempo.

Los ramos pueden aguantar entre cinco días y tres semanas. Su duración dependerá de la variedad de la flor y de los cuidados que les dispensemos.


1.En primer lugar, hay que quitar el papel que envuelve el ramo, cortar el tallo de las flores, siempre en diagonal, quitarles las hojas que sobren y meterlas en agua.

2.Para que se mantengan las rosas, hay que quitarles las espinas, cortar sus tallos en diagonal y cambiarles el agua con frecuencia. Que esté siempre fría.

3. Si nos regalan orquídeas, conviene saber que duran muchísimo y tampoco requieren un cuidado demasiado especial. Se recomienda cortar su tallo en diagonal y sumergirlas en agua templada. Eso sí, las raíces siempre tienen que estar en contacto con la luz.

4. 
Si optamos por los lirios, suelen llegar cerrados y se abren, normalmente, al cabo de una semana. El único inconveniente de esta flor de olor intenso, es que sus estambres rojizos manchan muchísimo. Para quitar la mancha de la ropa se debe utilizar una esponja seca o cinta adhesiva, nunca mojarla.

5. Las hortensias con colores más vivos proceden de Holanda, pero duran menos que las españolas, cuyos colores son más claros. Para que no se deshidraten, conviene sumergirlas en agua fría.


La tradición de regalar flores por San Valentín


Además de todo ello, es importante asegurarse de que cada día tengan agua fresca, renovándola cada mañana. Existen en el mercado sobres especiales para agregarles al agua que ayudan a que las flores se mantengan aún mejor. De todos modos, si los usamos, que sea con moderación. 

Continuando con los tallos, se deben cortar dos veces por semana, pues de esta manera la flor se hidrata de forma mucho más satisfactoria. Y también es muy importante elegir un buen lugar para colocarlas, evitando la luz directa o el calor excesivo. Lo ideal son sitios frescos, bien ventilados y con luz.