Navidad exótica, ideas para innovar con el paladar en la cena de Navidad

¿Quieres sorprender con tus recetas a tus invitados esta Navidad? Te damos ideas para una cena de Navidad exótica, perfectas para impresionar a tus invitados.

Hoy comemos

1 diciembre 2020

Comparte


La Navidad es tradición y costumbres. Su significado, su gastronomía y su simbología se manifiestan de diferentes formas alrededor del mundo, pero siempre con un elemento en común: compartir tiempo con familia y/o amigos. Manteniendo su esencia, variar o adaptar nuestra habitual forma de festejar nos ofrece la posibilidad de descubrir otros hábitos. Si queremos hacer de las próximas Navidades unas fiestas únicas y asombrosas, cargadas de platos singulares e inusuales, atractivos al paladar y estimulantes de la curiosidad, hemos llegado al sitio adecuado. Muchas de las tradiciones navideñas de alrededor del mundo nos pueden parecer exóticas, distintas, lejanas a nuestra forma de hacer, pero siempre tienen ese punto en común que las hace únicas.



Una cena de Navidad exótica

En el mar Báltico, más precisamente en Letonia, los platos de los días navideños están muy influenciados por los ingredientes nativos. La receta del gray peas es su representación más singular, ya que los letones creen que comer guisantes grises trae suerte y dinero. Se sirve como guarnición o entrante y está hecha de guisantes secos grises (similares a los garbanzos) cocidos con cebolla frita y bacón ahumado.

Otro lugar curioso en cuanto a tradición gastronómica navideña se refiere es Rusia. Una buena comida que se precie tiene que comenzar por unos aperitivos llamados zakuski, en los que destacan las ensaladas frías o calientes y entremeses. La ensalada Olivier (adaptada y conocida como «ensalada rusa»), la más tradicional posible, utiliza codornices asadas, patatas cocidas, pepinos, pepinillos, alcaparras y lengua de ternera. Todos los ingredientes, con excepción de las alcaparras, se cortan y se mezclan con una salsa mayonesa. Otra ensalada es la de «arenque bajo abrigo de piel» (Seliodka pod shuboy). La mesa no estaría completa si no se hicieran visibles las sopas, entre las que destaca la de setas con salsa zaprashka.


En Costa Rica, más precisamente en el distrito de Zapote, el plato estrella que acompaña a las celebraciones es el tamal, hecho a base de maíz, envuelto en hojas de plátano y relleno de carne de cerdo o pollo con arroz y condimentos típicos de la tierra.

En lo gastronómico, la Navidad filipina es original por el bibingka que, antiguamente tenía una elaboración muy compleja. Se cocinaba especialmente en un recipiente de terracota y el resultado era una gran torta plana y esponjosa ligeramente carbonizada en ambas superficies y con aroma a hojas de plátano tostadas. Se disfruta caliente o tibia después de la misa del gallo. También destacan las galletas de arroz, conocidas como kakanin, y el salabat, una bebida de jengibre que se sirve caliente a quienes van de casa en casa cantando villancicos.

Las variables gastronómicas, así como las variantes en lo que a las celebraciones se refiere, son innumerables (decoración, presentación de los platos, actividades…). Si quieres sorprender la próxima Nochebuena, te animamos a incluir nuevas recetas en tu menú y a descubrir con el paladar otros rincones del mundo.