Propiedades del Ajonjolí

Las propiedades del ajonjolí son excelentes. Es una semilla muy aromática, fuente vegetal con gran contenido de calcio y omega 3. Descubre cómo consumirla.

A examen

14 julio 2020

Comparte

¿Qué es el ajonjoli y para qué sirve? 


El ajonjolí es una semilla pequeña que brota de la planta del sésamo. También se le conoce como semilla de sésamo. El ajonjolí, a pesar de su diminuto tamaño, es una fuente de nutrientes muy completa. La planta es originaria de la India y de África, desde donde llegó a América transportada por los esclavos, quienes utilizaban sus semillas para espesar y dar sabor a gran variedad de platos. Las mujeres de la antigua Babilonia comían halva, una mezcla de miel y semillas de sésamo, para prolongar su juventud y belleza; y los soldados de Roma hacían lo mismo para aumentar su fortaleza y energía.

Hay diferentes variedades de semillas, que se distinguen por su color, desde las más blancas hasta la negra. La mayoría del ajonjolí que se produce a nivel mundial se utiliza para generar aceite comestible, aunque en los últimos años se ha incrementado mucho el uso de esta semilla en la cocina, especialmente en la elaboración de bollería.

Valor nutricional del ajonjolí

Las semillas de sésamo o ajonjolí poseen una elevada cantidad de proteínas, además de ser ricas en metionina, un aminoácido esencial. La semilla está formada principalmente por ácidos grasos insaturados, considerados más beneficiosos que los saturados. A ello se le suma su contenido en lecitina y fitoesteroles. Es fuente de minerales como magnesio, fósforo, hierro, calcio, zinc, potasio y rica en vitaminas del grupo B como la B1 o tiamina y vitamina E.


Beneficios del ajonjolí

  1. Gracias a su contenido en ácidos grasos insaturados, el ajonjolí contribuye a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos cuando se consumen en la proporción adecuada, protegiendo así ante las enfermedades coronarias.
  2.  Debido a su contenido en fibra, ayuda también a regular y mejorar la función intestinal.
  3. La proteína vegetal de ajonjolí, contiene un aminoácido esencial, la metionina, excelente para incorporar en la dieta de vegetarianos y veganos.
  4. El contenido de hierro es de aproximadamente 9 mg/100 g de sésamo. Este micromineral participa en diferentes funciones en nuestro organismo: es imprescindible para transportar el oxígeno, participa en la producción de hemoglobina y de colágeno.
  5. El magnesio que nos proporcionan las semillas de ajonjolí contribuye al correcto funcionamiento de nervios y músculos y ayuda a mantener nuestros huesos fuertes.


¿Cómo se debe consumir el ajonjolí?

Las semillas de ajonjolí suelen emplearse en la elaboración de diversos platos como sushi, ensaladas, woks, pastas, sopas y bollería. Para obtener todas sus propiedades nutricionales podemos consumirlas de diferentes formas:


- Tostadas y molidas o machadas: se pueden triturar con un molinillo o machacar con un mortero pero sin llegar a moler del todo para que no pierda propiedades.
- Bebida vegetal de sésamo: podemos comprarla ya preparada en el supermercado o elaborarla en casa batiendo 100 gramos de ajonjolí remojados previamente en agua durante 6 a 8 horas) con 1 litro de agua. Se cuela y se añade algún endulzante natural. Se puede mantener en la nevera un máximo de 3 días.
- Aceite de sésamo: este tipo de aceite es muy utilizado en la gastronomía asiática, sobre todo en la cocina china. Se puede echar unas gotas en multitud de platos para darle un toque diferente.
 -Tahin: el tahini o tahin es una pasta hecha con semillas de sésamo molidas que pueden estar tostadas o naturales. Es uno de los ingredientes clave del hummus.