Propiedades de las pipas de girasol

Las propiedades de las pipas de girasol son excelentes. Te contamos los beneficios y nutrientes de este típico snack. ¡Un alimento completo!

A examen

21 mayo 2020

Comparte

Las pipas o semillas de girasol son las semillas comestibles de la planta del girasol. El
girasol silvestre procede de Norteamérica y Centroamérica, aunque la comercialización de la planta tuvo lugar en Rusia. En España consumimos las pipas como aperitivo, para ello antes se tuestan y se salan, mientras en la mayoría de países las semillas de girasol solo se emplean en alimentación animal, especialmente en aves. En Norteamérica también se usan como harinas para elaborar panes y bollería.

Valor nutricional de las pipas de girasol

Las pipas de girasol son un alimento hipergraso, muy rico en minerales y vitaminas. Por cada 100 g de producto, contienen 50g de lípidos, 8,6g de glúcidos y 27g de proteínas. Su valor energético por cada 100 g es de 570 kcal.  En cuanto a su composición en vitaminas y minerales destacan, por su alto contenido en fósforo, magnesio y vitamina E. También contienen más de la mitad de la cantidad diaria recomendada de zinc (necesario para metabolizar proteínas). Es rica fitoesteroles, un compuesto vegetal que ayudan a reducir la cantidad de colesterol que absorbemos.  


Beneficios de las pipas de girasol

  • Las pipas de girasol son un alimento muy nutritivo y energético.
  • Aunque su valor en grasas es alto, estas son grasas buenas, ya que son insaturadas que ayudan a rebajar los niveles de colesterol y regulan el sistema cardiovascular.
  • Las pipas también ayudan a combatir la anemia gracias a su gran cantidad de hierro.
  • La presencia de buenas cantidades de fósforo y magnesio favorecen la absorción del calcio y estabilizan la contracción muscular.
  • Las semillas de girasol son una fuente rica de ácido fólico, por lo que son aconsejables durante el embarazo.
  • Los antioxidantes que contiene este alimento favorecen la prevención de la oxidación celular.

Aunque las pipas de girasol tienen unos cuantos beneficios, su consumo debe ser moderado debido a su aporte calórico y a la cantidad de sodio, que se ve reforzada al salar la cáscara. Las personas que sufren de hipertensión deben desterrarlas de su dieta. Para las que no, lo recomendable sería comer alrededor de 30 gramos diarios como mucho y sobre todo mejor si se consumen sin sal. De esta manera, las pipas sí se pueden convertir en un aporte nutricional valioso.

¿Cómo usar la semilla de girasol en las comidas?

Una forma diferente de comer pipas de girasol es añadir un puñadito a nuestras ensaladas. Les dará un toque crujiente y lleno de sabor. Otra receta que podemos hacer con las pipas es un paté de semillas de girasol, para ello habrá que hidratarlas la noche anterior y triturarlas junto a tomate seco, ajo, perejil y añadirle zumo de limón, aceite de oliva, sal y pimienta. Podemos triturar las pipas y utilizarlas para rebozar, en lugar de utilizar pan. Una alternativa al gluten que pueden emplear en la cocina las personas celiacas. Si nos gusta la repostería, podemos añadir las semillas enteras a unas galletas de avena o al pan casero.