‘Libre de parabenos’, ‘Sin siliconas’, ‘Producto vegano’… Estas leyendas están cada vez más presentes en los lineales de supermercados, farmacias y tiendas especializadas. Pero, ¿sabemos qué son?

Tema del mes

30 octubre 2017

Comparte

Al igual que ocurre con la alimentación, la creciente preocupación del consumidor por el origen de lo que compran ha hecho aumentar la demanda de cosméticos libres de conservantes. Pero, ¿realmente son tan nocivos como se piensa?, ¿qué efectos provocan los parabenos y por qué está cada vez más extendida la tendencia de eliminar su uso?



Los parabenos están definidos por la Real Academia Española de la Lengua (RAE) como ‘compuesto que se usa como aditivo conservante en las industrias cosmética, farmacéutica y alimentaria’, se trata de un conjunto de sustancias químicas originadas por la condensación de un ácido con un alcohol. Podemos encontrarlos en champús, mascarillas de pelo, cremas hidratantes, etc.

Llevan utilizándose como conservantes cosméticos desde principios del siglo XX en dentífricos, cremas, desodorantes, champús, cosmética, maquillaje, etc. De hecho, entre el 70% y el 90% de los productos cosméticos los contienen. También se utilizan en sus diferentes tipos para conservar bollería, comida precocinada, refrescos, salsas e, incluso, carne fresca. Hasta la industria farmacéutica los incluye en varios productos como jarabes para la tos, antiácidos, antibióticos y en composiciones de paracetamol e ibuprofeno.

Su función principal es la de conservar y proteger, evitando la propagación de microorganismos (microbios), hongos o bacterias. Además, evitan que el producto pierda efectividad.


¿Son tóxicos?

Los parabenos son sustancias aprobadas por las autoridades sanitarias europeas y españolas y están catalogados como productos con baja toxicidad y seguros, ya que nuestro organismo es capaz de absorber y metabolizar esta sustancia y eliminarla de forma rápida.

Entonces, ¿por qué se cuestionan?

La alerta llegó en el año 2004 cuando oncólogos en la Universidad de Reading, en Edinburgo, llevaron a cabo estudios con tejidos cancerígenos y en el 90% de las muestras analizadas procedentes de pacientes con cáncer de mama se habían encontrado trazas de parabenos. Después de varios estudios posteriores, no se ha arrojado ninguna conclusión de cómo afectan los parabenos al desarrollo del cáncer de mama, aunque algunos científicos apuntan a que los parabenos tienen una acción que imita a los estrógenos (hormonas sexuales, esteroides), y esto podría contribuir al desarrollo de los tumores cancerígenos.

Por otra parte, diversos estudios afirman que si se ingieren no existe riesgo real sobre la salud porque son bien absorbidos por el tracto intestinal y perfectamente eliminados en la orina, pero cuando son absorbidos por la piel (cuando se utilizan externamente), parece que su eliminación no es tan sencilla y rápida.


¿Cuál es nuestro papel?

Existen grandes diferencias respecto a la seguridad en los distintos compuestos que forman la familia de los parabenos y es interesante conocer cuáles son los compuestos permitidos y los que están totalmente prohibidas para evitar su uso.

Actualmente están admitidos por la legislación de cosméticos en Europa los siguientes compuestos:

•  Methylparaben y Ethylparaben: son seguros y eficientes conservantes, deben encontrarse en un máximo del 0,4% de concentración en producto final.

•  Butylparaben y Proylparaben: el Comité Científico de Seguridad de los Consumidores de la Comisión Europea, ha recomendado recientemente reducir su límite legal al 0,14%, ya sea cuando se utilizan solos o mezclados. Además, no se pueden utilizar en productos destinados a la zona del pañal en menores de 3 años, ya que la piel de dicha zona puede estar más dañada o irritada, lo que aumentaría el riesgo de absorción de estas sustancias.

Por su parte, la Unión Europea prohibió en 2014 los siguientes compuestos: isopropylparaben, isobutylparaben, phenylparaben, benzylparaben y pentylparaben. No existe suficiente información sobre sus riesgos por lo que no es posible evaluar su seguridad y, por tanto, no deben ser utilizados.


Kyrey ‘sin parabenos’

Consum, como empresa comprometida con el entorno y con la sociedad, no utiliza ningún tipo de parabenos en la formulación de sus cosméticos de marca propia (Kyrey). La Cooperativa considera que existen conservantes igual de eficaces y con estudios que avalan su seguridad. Prácticamente en todos nuestros productos de marca Kyrey destacamos la mención ‘sin parabenos’.