Semillas de amapola: Qué son y propiedades

¿Qué son, cuándo y con qué se consumen las semillas de amapola? Descubre todas las propiedades y beneficios que aportan este tipo de semillas.

A examen

30 marzo 2020

Comparte

Las semillas de amapola se extraen de la flor de la amapola. Se utilizan como ingrediente en muchos productos horneados, como panes, bizcochos o magdalenas, aunque también se les puede añadir a zumos, batidos, ensaladas y pastas. Las semillas de amapola son un alimento cada vez más consumido en todo el mundo debido a que son muy ricas nutricionalmente y por su poder energético.

Valor nutricional de las semillas de amapola

Las semillas de amapola son consideradas como una semilla oleaginosa ya que su mayor nutriente es la grasa. Su contenido en grasa es mayoritariamente poliinsaturado con mayoría de omega-6, un gran aporte de omega-9 también, aunque en cantidad menor,  yde omega-3. Contiene un buen aporte de proteína, similar al de las semillas de girasol. Es baja en carbohidratos y su contenido en fibra es alto. 


Contiene vitaminas del grupo B, sobre todo, es interesante su aporte en vitamina B1 y ácido fólico. También aporta algo de vitamina C y una buena dosis de vitamina E. En cuanto a su contenido en minerales destaca su contenido en calcio. También tienen gran cantidad de fósforo, hierro, potasio, magnesio, manganeso, cobre, zinc y selenio.


 Propiedades y beneficios de las semillas de amapola

1. Las semillas de amapola nos ayudan a cuidar de nuestro corazón debido a su alto contenido en grasas poliinsaturadas que ejercen un efecto protector ante enfermedades cardiovasculares. Además, los omega-3 ayudan a reducen los niveles de triglicéridos, colesterol total y colesterol malo (LDL) en sangre mientras que los omega-9 favorecen el aumento del colesterol bueno (HDL).


2. Su alto contenido en fibra las hace adecuadas para combatir el estreñimiento y regular el tránsito intestinal.


3. El alto contenido en calcio acompañado del aporte de fósforo hace que ese calcio se absorba y se deposite en los huesos remineralizándolos, por lo que se recomiendan para prevenir la osteoporosis.


4. Al contener vitaminas C y E, dos antioxidantes permiten fortalecer el sistema inmunológico.

 
5. Las infusiones de semillas de amapola contribuyen a la conciliación del sueño por su contenido en alcaloides que ayudan a calmar y relajar el sistema nervioso.

 ¿Cómo tomar semillas de amapola?

Como ya hemos apuntado al principio, las semillas de amapola se utilizan mucho en panadería y repostería, pero también pueden añadirse en crudo en zumos, batidos, salsas, cremas, salteados, pastas o ensaladas…  Podemos tostarlas en una sartén y luego triturarlas para que tengan un poco más de sabor. También pueden consumirse en infusión, solas o mezcladas con otras hierbas. En este caso, la dosis diaria no debe superar una cucharada.