Tipos de cafetera: diferentes formas de hacer café  

Cafetera italiana, de cápsulas, cafetera eléctrica, con filtro, prensa francesa... Te contamos los diferentes tipos de cafeteras que hay para que puedas preparar un café delicioso.

A examen

19 febrero 2020

Comparte


Cómo hacer café con cafetera italiana

También llamada moka, fue inventada en 1933, y es la cafetera que, hasta hace pocos años, se tenía, casi en exclusiva, en todas las casas. Se trata de una cafetera de hierro compuesta por tres partes: una inferior que es un cazo con una válvula de seguridad; después, un filtro metálico intermedio y una parte superior que recibe el café, al pasar el agua hirviendo a gran presión a través del filtro que contiene el café y que está separado de la parte superior por otro filtro. Esta cafetera necesita un molido fino-medio del café, para extraer todos los aromas y sabores. No se debe prensar mucho porque se puede obstruir ni dejar demasiado en el fuego para no requemar el café.

Cómo hacer café en cafetera de filtro

Las cafeteras de goteo o de filtro son ideales para preparar café light o americano. Se recomienda que el molido sea medio o fino. Existen varios tipos, pero todas comparten el uso de un filtro superior donde se coloca el café y sobre el que pasa el agua y, por goteo, va saliendo el café:

- De filtro eléctrica: se recomienda usar dos cucharadas soperas de café por cada 180 ml de agua (o taza que queramos elaborar). El agua no se vierte sobre el café, sino en su recipiente, ya que, al ser eléctrica, la calentará primero y luego se verterá sobre el filtro y el café cae en una jarra que está sobre un hornillo que, habitualmente, mantiene caliente el café. Este tipo de cafetera está pensada para hacer grandes cantidades de café de una sola vez, suaves y ligeros.

- Cafetera Chemex: su forma recuerda a la de un reloj de arena y necesita molido medio. Es ‘manual’ y necesita que hirvamos el agua, la dejemos reposar 45 segundos tras el hervor, coloquemos el agua en una tetera y, desde ahí, añadamos el agua al café molido con movimientos circulares desde el centro hacia la parte de fuera.

- V60: se llama así porque el recipiente donde se coloca el café tiene forma de V y un ángulo de 60 grados. Cuenta con un solo orificio de goteo.

- Kalita: el recipiente superior cuenta con fondo plano y tres orificios de goteo y su filtro suele ser ondulado. Se obtiene un café con más cuerpo.

- Sifón japonés: combina la inmersión y el goteo. Compuesta por dos piezas superpuestas de forma esférica y en la parte de abajo tiene un mechero de alcohol para prender fuego, aunque también los hay con placas eléctricas. El vapor produce que el agua suba al recipiente superior a través de un tubo. Después, como consecuencia de la presión negativa, el líquido vuelve al recipiente inferior.

Cómo hacer café en cafetera express

La cafetera express es un clásico de los bares. Es la cafetera italiana que hace pasar agua a alta presión por un filtro con café molido finamente y da una infusión densa y cargada. Existe una versión casera que, además, incorpora una salida lateral de vapor para calentar la leche y hacerla más cremosa.

Cafetera de cápsulas

Básicamente, funciona como una cafetera express, pero en vez de colocar nosotros el café molido, ya viene prestablecido dentro de una cápsula monodosis, lo que hace el sistema mucho más automático. Aunque sí que podemos elegir el tipo de café, como ristretto, intenso, descafeinado… hay muchas posibilidades.


Cómo hacer café en cafetera francesa

También llamada de émbolo, fue inventada en 1850 y se obtiene el café por inmersión. Consiste en un recipiente de cristal cilíndrico que se tapa con un pistón cubierto con un filtro permeable, que, al presionar, deja pasar el líquido, pero no los sólidos. Se usa, calentando agua en un cazo y cuando hierva, una parte se pone en la cafetera para calentarla y la otra se deja en el cazo y se le añade el café al gusto. El molido debe ser grueso. Se remueve hasta conseguir el punto de espuma. Luego se vacía el agua de la cafetera y se vierte en ella la mezcla, dejando reposar unos diez minutos. Luego se tapa con el pistón y se presiona hacia la base. El resultado es un café poco concentrado, pero con sabor