Tipos de cócteles caseros para toda la familia

Llega el buen tiempo y, con el sol y la subida de las temperaturas, cada vez apetecen más las bebidas refrescantes. Disfrutarlas es un placer y prepararlas puede convertirse en un buen pasatiempo para disfrutar en familia. Te damos unas ideas para preparar cócteles caseros para todos los gustos.

A examen

3 mayo 2021

Comparte

Los cócteles son combinaciones armoniosas de ingredientes que se convierten en bebidas. Además de la clásica distinción de con o sin alcohol, se pueden dividir en distintos grupos según su método de elaboración, sus ingredientes principales o, como en este caso, su función principal.


Aperitivos

  • Se sirven en poca cantidad.
  • Con sabor generalmente seco y de alta graduación alcohólica.
  • Generan sensación de apetito.
  • Preparados a base de vodka, ron blanco o ginebra.
  • En su mayoría tienen sabores frutales cítricos: naranja, limón, mandarina o también melón y uvas.
  • El clásico sería el martini.

 

Digestivos

  • Se sirven en poca cantidad.
  • Su graduación es alta y su sabor es muy dulce, a base de licores cremosos.
  • Son ideales para después de las comidas y se suelen acompañar con hierbas como la menta, que facilitan la digestión.
  • En este grupo estaría el gin-tonic, la mezcla de ginebra con tónica.


Refrescantes

  • Son bebidas que se sirven en formato más grande porque persiguen calmar la sed y el calor.
  • Se preparan con menos alcohol, incluso sin.
  • Tienen un componente más festivo que el resto y priman las combinaciones más atrevidas y la decoración.
  • Un ejemplo sería la piña colada.


Reconstituyentes

  • Entre sus ingredientes tienen elementos nutritivos.
  • Ricos en vitaminas y proteínas.
  • Se utilizan frutas, huevos, chocolate o leche.
  • Uno de los más representativos en este grupo es el bloody mary.


Estimulantes

  • Incrementan los niveles de atención.
  • Se sirven calientes y muy especiados. Canela, nuez moscada o clavo pueden ser algunos de sus componentes.
  • En los casos menos recomendados, se mezclan con bebidas energizantes o con gran contenido de cafeína.
  • Este sería el caso del cóctel de café o del típico vino caliente y especiado que se toma en invierno en las zonas más frías de Europa.