¿Cuál es el valor nutricional del pollo?

Rico en proteínas, hierro y con muy poca grasa, el pollo es la carne de ave más consumida en España y una de las más asequibles, de hecho, representa el 37,4% del total de carne que consumimos, seguida de la carne de cerdo y de vacuno en este orden.

Los frescos

12 junio 2018

Comparte


Según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Cataluña es la comunidad autónoma que encabeza la producción de carne de ave en España, con un 28,7%, seguido de la Comunidad Valenciana, con un 16,9% del total y en tercer lugar se encuentra Andalucía, con un 15,8%.

Si nos referimos al consumo de pollo, Castilla-la Mancha, Comunidad Valenciana y Aragón encabezan la lista de máximos consumidores, mientras que Canarias, Cantabria y Galicia se quedan al final de la cola.

Valor nutricional del pollo

La carne de pollo, siempre que se consuma sin piel, es una de las más recomendadas por los nutricionistas por ser rica en proteínas, de alto valor biológico, y nutrientes, con un bajo contenido de grasa y colesterol. Su gran versatilidad en la cocina se acompaña de altos valores nutricionales, como son las vitaminas B1 y B2, que protegen el sistema nervioso; hierro, fósforo y magnesio, fundamentales para los huesos, los músculos y el corazón; y zinc, que mejora el sistema inmunitario.

Es el tipo de carne que más proteínas aporta al organismo en relación a su precio. Además, hay en el mercado productos elaborados con carne de pollo, como hamburguesas y longanizas, muy recomendables para las comidas y cenas de los ‘peques’ de la casa por su bajo contenido en grasas.

 


Tipos de pollo 

Broiler o de criadero: es el más consumido porque su carne es blanda y muy abundante, sobre todo, en los muslos y pechugas. Los más demandados son:

Pollo de asar:

Ecológico: es la única carne que tiene producción ecológica de todas las carnes de ave.

Picantones: es más pequeño que el estándar, con un peso de

 600-700 g.

Coquelet:

Pollo campesino: de sabor más fuerte, se alimentada de maíz natural.

Pollos capones: llamados ‘gigantes’, ya que son castrados y solo se dedican a comer, por lo que son grandes, con mucha carne y mucho sabor. Suelen consumirse en Navidad, para ser rellenados y asados.

Pulardas: son el equivalente hembra de los capones, aunque no tan grandes. De gran sabor y contenido graso, perfecto para caldos y para rellenar.

Destacado: La gran versatilidad de la carne de pollo en la cocina se acompaña de altos valores nutricionales.

 

Partes del pollo

Pechuga: sin piel, es la parte con menos grasa y colesterol, solo 92 kcal/100 g.

Muslo y pata: con menos proteínas y el triple de grasa que la pechuga.

Ala: aporta 56 calorías por cada 100 gramos sin piel y 111 calorías con piel.

Vísceras: de gran aporte mineral y de vitaminas, tiene 5 veces más de grasa que la pechuga.

Hígado: tiene 9 veces más colesterol que la pechuga, pero más hierro.



Consejos de compra, conservación y cocina del pollo

  • La carne de pollo debe comprarse en último lugar (al igual que el pescado y los congelados) y es recomendable llevarla en bolsas térmicas.
  • Para elegir un pollo, la piel debe ser lisa y tersa, sin manchas. Los reflejos verdosos o violetas, o el extremo de las alas oscurecidas son señales de que el pollo no es fresco.
  • Debe consumirse enseguida, pero si no es así, lo mejor es congelarlo. El pollo se conserva bien hasta 2 días en la nevera y el cocido, de 3 a 4 días. Debe estar siempre en la parte más fría, a unos 4ºC. En el congelador aguanta de 6 a 8 meses. El hígado y la molleja se venden por separado.
  • La carne de pollo debe cocinarse bien, tanto si es a la plancha como en guisos, para asegurar que las bacterias se destruyen, pero teniendo cuidado de no pasarnos, en el caso de la plancha, para que no nos quede seca. Si nos sobra carne, se conserva bien hasta 2 días en la nevera.
  • Para freír, la sartén debe estar muy caliente y la sal siempre al final, cuando la vayamos a servir, ya que absorbe los jugos de la carne.

Nuestras recetas con pollo

-Pollo al jerez con manzanas y pasas 

-Pollo con castañas y setas

-Pollo al limón 

-Pollo guisado   

-Strudel de pollo 

-Pollo tierno en salmuera con limones asados con miel y tomillo  


Encuentra más recetas aquí