5 alimentos detox para el cuerpo

Los excesos pueden jugarnos malas pasadas en determinadas ocasiones. Descubre estos alimentos detoxificantes para el cuerpo y añádelos a tu dieta diaria.

A examen

26 marzo 2021

Comparte


Las comidas con amigos son momentos de diversión, desconexión, alegría… Pero también solemos pasarnos e ingerir alimentos pesados y bajos en nutrientes. En este caso, nuestro estómago es el más afectado después de estas reuniones: ¿a quién no le cuesta empezar la semana después de haber pasado el fin de semana comiendo?

Que no cunda el pánico, porque esto no significa que tengamos que dejar de pasar los domingos con los nuestros o llevarnos una ensalada a cuestas. Podemos recurrir a los alimentos detox para aliviar y depurar los efectos de los excesos de grasas y azúcares.

¿Pero qué significa el término “detox”? El diccionario Oxford lo define como el “proceso en el que alguien se abstiene o elimina de su cuerpo sustancias tóxicas o poco saludables”. A pesar de parecer un concepto muy moderno, la depuración del cuerpo es una práctica que se ha utilizado desde tiempos inmemorables y ha demostrado sus grandes beneficios.

Este tipo de alimentos suelen tomarse en forma de licuados, pero también podemos añadirlos a nuestros platos sin necesidad de pasarlos por la batidora. Se trata de frutas y verduras que limpian nuestro organismo y eliminan toxinas para incrementar, así, la absorción de vitaminas y sustancias antioxidantes en nuestro cuerpo.


¿Cuándo debo comer alimentos detoxificantes?

Deberíamos incluirlos siempre en nuestra dieta incorporando este tipo de alimentos a nuestras comidas.

Pasarán a ser tu mejor aliado no solo por ayudar a limpiar los órganos y alcalinizar la sangre, sino también porque sus propiedades son infinitas, ya que:

  • Ayudan a regular el tránsito intestinal
  • Hidratan la piel
  • Eliminan la retención de líquidos
  • Mejoran el aporte nutricional
  • Aumentan nuestro bienestar


   

 

5 alimentos detox para incluir en tu dieta

  • Jengibre. Interviene en los procesos de digestión haciéndolos más ligeros, disminuye el colesterol malo y previene resfriados, y además es mucho más versátil de lo que pensamos. Podemos incluirlo en nuestros zumos, utilizarlo como aderezo en carnes y pescados o hacer té de jengibre.
  • Frambuesas. Son ricas en fibra, antioxidantes y minerales. Además, favorecen la desintoxicación del hígado y son muy bajas en calorías.
  • Puerro. Las cremas de puerro son una opción perfecta para las cenas. El efecto diurético de esta verdura ayudará a nuestro cuerpo a eliminar todas las toxinas que no necesita y mejorará el funcionamiento de nuestros riñones. Es aconsejable no cortar su parte más verde, ya que es la más rica en vitamina C.
  • Limón y lima. Ambas frutas son grandes fuentes de vitamina C y nos ayudarán a reducir el colesterol malo. Tomar su zumo cada mañana en ayunas reducirá el ácido úrico de nuestro organismo.
  • Brócoli. Se trata de uno de los alimentos con más propiedades antioxidantes. No solo es rico en vitaminas C y E, sino que, también es una gran fuente de betacarotenos. ¿Un truco? Para aprovechar al máximo sus beneficios, debemos dejarlo al dente en su cocción y que quede un poco crujiente.