Bayas de Goji: propiedades y beneficios

Las bayas de Goji son un alimento muy popular en China y en otras regiones que transcurren por la cadena montañosa del Himalaya. A estos frutos se les atribuyen una gran variedad de beneficios: estimulación del sistema inmune, propiedades antioxidantes, efecto antiinflamatorio y mejoras en la digestión, entre otros.

Los frescos

19 julio 2018

Comparte

Beneficios de comer bayas de Goji

Las bayas de Goji -llamadas en ocasiones cerezas de Goji- son unos pequeños frutos de rojo anaranjado, forma ovalada y piel ligeramente arrugada. Estas bayas provienen de las especies botánicas Lycium barbarum y Lycium tibeticum, dos plantas de ramas alargadas cuyo origen se encuentra en el continente asiático. Normalmente se consumen deshidratadas, de ahí la textura de su piel y su fácil conservación.

Los pueblos del Himalaya son buenos conocedores de este alimento que forma parte de su dieta tradicional desde hace más de 4500 años, como atestiguan antiguos escritos. Los habitantes de la escarpada cordillera atribuyen a las bayas múltiples propiedades beneficiosas para la salud.


Pese a provenir de Asia, es en el norte de Chile donde se cultivan comercialmente. Las fértiles tierras que rodean Santiago compiten con China por el grueso de la producción mundial, que también se da en el sureste de España, en las regiones de Almería, Murcia y Alicante, aunque en estas provincias españolas recibe el nombre de cambrón y sus arbustos se emplean como límite natural entre campos.

El proceso de recolección de las bayas es especialmente delicado. Una vez los frutos han madurado en el arbusto, se recogen de manera natural y con sumo cuidado. Con los frutos ya recolectados, se exponen al sol para deshidratarlas o bien, a un moderno proceso de secado mecánico.

Valor nutricional de las bayas de Goji

Entre las sustancias nutritivas de las bayas de Goji destacan sus 18 aminoácidos, entre los que se incluyen 8 aminoácidos esenciales. Son ricas en minerales como el calcio o el potasio. Su llamativo color rojo es indicativo de los antioxidantes que contiene, en especial los betacarotenos que ayudan al sistema inmunológico a protegerse de diversas enfermedades y aviva la producción de glóbulos blancos en la sangre. Las vitaminas A, B1, B2, B6, C y E están también presentes en las bayas, así como los ácidos grasos esenciales y omega 6.

Hay que prestar atención a la cantidad de calorías de estos diminutos frutos, ya que la cifra es superior a la de otras bayas o frutas frescas, por lo que no se debe abusar de ellas en caso de estar reduciendo la ingesta diaria de calorías.

La composición de los frutos de la Lycium barbarum cada 100 gramos se sitúa alrededor de:

  • 300 calorías
  • 50 g carbohidratos
  • 15 g proteínas
  • 12 g fibra

Unas bayas beneficiosas para tu salud

Dicen de las bayas de Goji que afectan a la relación entre el estado de ánimo y las enfermedades, ya que contienen elevadas proporciones de antioxidantes que fortalecen el sistema inmunológico y también puede ayudar a reducir los niveles de colesterol.  Su alto contenido en b-carotenos es beneficioso para la visión humana, puesto que su poder antioxidante puede prevenir cambios maculares negativos.

Usos de las bayas de Goji

Las bayas de Goji se pueden consumir de más maneras de las esperadas: solas a modo de snack rápido y energético, integradas en batidos y smoothies, con yogur, en un saludable y reconfortante porridge o como toque original para ensaladas y arroces de verduras. También pueden emplearse en recetas clásicos de repostería, como bizcochos, magdalenas, muffins o cookies.

Para los meses de calor, las bayas de Goji pueden formar parte de un refrescante limonada con jengibre y menta, un sorbete helado o bien, funcionar como original y colorido topping para el helado.

Consejos de conservación

• Sean bayas a granel o envasadas, debemos tener en cuenta que si el envase no está bien cerrado podrían secarse en exceso o humedecerse. Este cambio en la textura afectará al sabor del fruto.

• Lo ideal es guardarlas en un recipiente hermético de cristal y almacenarlo en un lugar fresco, oscuro y ventilado.

• Aunque son muy resistentes por estar deshidratadas, no conviene dejar que pasen muchos meses si no están envasadas al vacío.