La Cabalgata de Alcoy y el Tirisiti: qué ver en Alcoy en Navidad

Descubre cómo pasar una Navidad auténtica. Visita esta ciudad alicantina y descubre por qué es conocida como la ciudad de la Navidad. Conoce el Belén del Tirisiti, la iluminación, los mercadillos y su singular Cabalgata de Reyes.

Viajar con gusto

28 noviembre 2019

Comparte


La cabalgata de los Reyes Magos es, sin lugar a dudas, el momento más esperado del año por los niños, pero si además es la más antigua de España y, posiblemente, del mundo, se convierte en un espectáculo lleno de magia inigualable.  


Una fiesta declarada, desde 2001, como Bien Inmaterial de Interés Cultural y que cada año visitan miles de personas. Además, este año celebra su 154 aniversario, ya que se celebra de forma ininterrumpida desde 1866.


Un acto en el que participan más de mil alcoyanos y alcoyanas: pajes, antorcheros, servidores, escoltas, carros engalanados y carrozas, las bandas de música locales y los grupos de danzas. Todos conocen su papel y concentran su esfuerzo para dar pasión y brillo a la visita de Melchor, Gaspar y Baltasar.

¿Qué ver en Alcoy?:

 El Belén del Tirisiti, también declarado como Bien Inmaterial de Interés Cultural, marcan el inicio del periodo navideño en Alcoy. Las representaciones del Belén de Tirisiti se celebran desde hace más de cien años y son herederas, quizás casi únicas, de una larga tradición mediterránea de teatros de títere, formato pequeño y temática con elementos populares y religiosos. El protagonista principal, que da nombre a estas funciones, es el eje de una historia que mezcla el nacimiento de Dios, las fiestas de Moros y Cristianos, la llegada de los Reyes Magos y otras disparatadas escenas, que hacen las delicias de mayores y niños.

 
Les pastoretes. Se celebra el domingo anterior a la Cabalgata Real. Consiste en una cabalgata infantil donde niños y niñas acuden vestidos de pastorets y pastoretes, desfilan sobre carros y en grupos de baile, repartiendo caramelos a los asistentes.

 
Pregó del Tio Piam. El día de antes de la cabalgata, el Tio Piam sale a proclamar la llegada del Embajador Real. Un grupo de hombres y mujeres del pueblo, vestidos con la indumentaria tradicional alcoyana, se dirigen hacia la “Font Redona” junto con los personajes del Belén de Tirisiti, para recibir al Embajador, que recorre desde las siete de la tarde las calles de la ciudad anunciando la inminente llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar.

 El Embajador y las burras. El mismo día 4, el Embajador Real lee una misiva de los Reyes Magos por toda la ciudad, en la cual se anuncia la inminente llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar. Los niños, que acuden al llamamiento, pueden echar la carta en unos grandes buzones traídos por unas burritas sobre sus lomos.

 El campamento Real. El 5 de enero, los “Reyes Magos” llegan a la ciudad por la tarde, pero pasan la noche anterior en el Campamento Real que se levanta para ellos en la Sierra de Mariola, en el área recreativa del Preventorio. Desde Alcoy, se ve en la lejanía, la luz de las hogueras del campamento en el momento del bando. Pero, además, desde 2016, los niños pueden ir a visitar ese Campamento Real el día 5 por la mañana.

 La Cabalgata. La tarde del 5 de enero, sus Majestades de Orienten hacen la entrada en la ciudad por donde, antiguamente, se encontraba la puerta de Alicante. Los Reyes Magos descienden por las calles de la ciudad, al calor de la iluminación de las antorchas, flanqueados por sus pajes y acompañados por las diferentes bandas de música locales.

 La Adoración. Sus Majestades Reales llegan a la plaza de España descienden de los camellos y caminan hacia el Nacimiento. El momento de la Adoración al Niño Jesús se adorna con bengalas distribuidas entre el público y el acto se solemniza con fuegos artificiales y efectos de megafonía con la interpretación del 'Mesías' de Haendel.


• 
Los pajes y las escaleras. Una legión de pajes, llamados “els negres”, son los encargados de entregar a los niños sus regalos. Estos van vestidos de negro, con un fajín y un gorro rojo al igual que el maquillaje de rostro y boca. Suben hasta algunos domicilios (los que lo solicitan previamente) por largas escaleras que apoyan en las fachadas. Una vez en los balcones, las familias les ayudan a entrar en los domicilios y les ofrecen dulces y licores, mientras los más pequeños se reparten los regalos.

Sabías que...

En Alcoy, a diferencia de las otras cabalgatas reales, el Rey “negro” va situado en el medio y esto, ligado a que habitualmente se cita a los reyes como "Melchor, Gaspar y Baltasar" ha dado pie a algunos equívocos. El 23 de diciembre de 2011, en la declaración como Bien de Interés Cultural para la Cabalgata de los Reyes Magos de Alcoy, se incluyó que el orden del desfile es el de "Melchor, Baltasar y Gaspar".

Alcoy, ciudad de la Navidad