Cenas saludables  

Dedicar tiempo a cocinar por la noche siempre es un inconveniente y acabamos cenando cualquier cosa. Os retamos a hacer estas recetas rápidas y saludables.

Hoy comemos

3 marzo 2020

Comparte


Seguro que muchas veces, mientras piensas que vas a hacer para cenar, te dices a ti mismo “hoy sí, hoy vamos a hacer una cena sana y ligera, total, tampoco cuesta tanto”, pero al llegar a casa, cansados de todo el día, puede que la idea cambie y nos decantemos por algo más rápido y, normalmente, más calórico.


No caigas en la trampa de la comodidad, cenar sano no está reñido con preparar algo rápido. Te traemos recetas sencillas y saludables para que cuides de ti sin pasar mucho tiempo en la cocina. Al fin y al cabo, cenar de manera saludable, nos aporta beneficios en la salud e, incluso, en nuestro aspecto físico.


¿Por qué es importante hacer cenas ligeras?

La cena es la última comida del día y tiene como principal objetivo que no nos acostemos con el estómago vacío contribuyendo, a su vez, a un buen descanso. Sin embargo, no debe ser una comida tan abundante como el desayuno o el almuerzo, ya que apenas vamos a consumir energía durante la noche.


Toma nota de estos consejos:

1. La cena debe aportar entre un 15 y un 25% del total de calorías diarias.

2. Debemos procurar cenar un par de horas antes de irnos a dormir, así nos acostaremos con la digestión hecha.

3. La pasta, el arroz, la pizza y, por supuesto, los azúcares y la bollería industrial, mejor evitarlos.

4. Se recomienda evitar los alimentos de difícil digestión, como el ajo o la cebolla, así como los condimentos picantes.




¿Qué debe contener una cena saludable?

  • Frutas y verduras: la mitad del plato
  • Proteínas: huevos, carne, pescado, legumbres, frutos secos, etc. Un cuarto de plato.
  • Hidratos de carbono: pan, pasta o arroz, siempre integral. Un cuarto de plato.


Recetas originales de cenas rápidas y sanas