Cepillo de dientes eléctrico vs cepillo manual ¿Qué es mejor?

El objetivo principal de un cepillo de dientes, sea del tipo que sea, es eliminar la placa y estimular las encías. Para ello, ¿qué es más recomendable: un cepillo de dientes manual o uno eléctrico? Cada vez que vamos a comprar un nuevo cepillo de dientes nos lo planteamos. Estos son los pros y los contras de cada uno.

Salud y BELLEZA

26 marzo 2018

Comparte


La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda cepillarse los dientes al menos dos veces al día, con una duración de, al menos, dos minutos cada vez. Para ello, sea el cepillo de siempre o sea el eléctrico, debemos elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades. Ambos pueden ser igual de eficaces en la limpieza dental, siempre y cuando se utilicen correctamente, aunque según algunos expertos, determinados cepillos eléctricos son mejores que los cepillos manuales. Veamos las ventajas e inconvenientes de cada uno.

Cepillo de dientes eléctrico

• Estudios científicos ha demostrado que los cepillos eléctricos reducen más la placa bacteriana, responsable de la caries y la gingivitis.

• La velocidad de giro del cabezal hace que la limpieza dental se complete en menos tiempo que con el manual.

• No se necesita apretar tanto para eliminar la placa bacteriana, por lo que el riesgo de abrasión del diente es menor.

• Se ha comprobado que las personas que usan cepillos eléctricos suelen estar entre un 20 y un 40% más de tiempo cepillándose los dientes.

•  Algunos cepillos eléctricos de última generación avisan con una señal acústica una vez han pasado los dos minutos.

• El cepillo eléctrico puede hacer más divertido el momento de lavarse los dientes, por lo que facilita que los niños cumplan con la obligación.


Lo más recomendable es elegir el cepillo con el que estemos más cómodos y que vayamos a utilizar más.

Cepillo de dientes manual

• Son más prácticos, ligeros y fáciles de usar que los eléctricos.

• El cepillo manual permite un cepillado más suave, por lo que es el más adecuado después de una cirugía, cuando hay puntos de sutura o existe una zona dolorida.

• Estos cepillos son más económicos que los eléctricos.

• En el caso de los niños, suelen acostumbrarse a lavarse los dientes con un cepillo manual ya que la oferta de cepillos manuales adaptados al tamaño de la boca y las manos de los niños es mayor que la de los eléctricos.

• También pueden ser recomendables en personas que llevan ortodoncia ante el riesgo de que el eléctrico suelte alguno de los alambres o de los brackets.


Ambos cepillos tienen sus pros y sus contras. Lo más recomendable es elegir el cepillo con el que estemos más cómodos y que vayamos a utilizar más. Si no se tiene claro cuál elegir, siempre podemos optar por una limpieza mixta y utilizar el cepillo manual durante el día y el eléctrico para la noche.


Otras recomendaciones en el cepillado

• Los cepillos deben cambiarse cada dos o tres meses. En el caso de los cepillos manuales de cerdas ultrasuaves pueden durar menos y, en el caso de los eléctricos, la frecuencia varía de acuerdo a las recomendaciones del fabricante.

• El cepillado debe hacerse con una pasta con flúor para prevenir la caries.

• El tiempo de cepillado no cambia si se utiliza un cepillo manual o uno eléctrico.

• Para garantizar un cepillado eficaz se recomienda seguir un orden, empezar por un lado y terminar por otro para no olvidarse de ninguna zona.

• Es recomendable cepillarse muy bien la lengua, sobre todo por la noche.