Cómo hacer alioli

¿Quieres saber cómo hacer alioli de forma fácil? Te contamos paso a paso cómo preparar esta sabrosa salsa de ajo y aceite para darle un toque especial a tus recetas.

Hoy comemos

11 febrero 2020

Comparte

El alioli es una salsa típica de la gastronomía mediterránea elaborada a través de la emulsión de aceite de oliva y ajo. Aunque el alioli se ha extendido por todo el territorio nacional, es en Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía y Aragón donde más se consume. En cada una de estas regiones adopta un nombre diferente: allioli, ajolio, ajoaceite o ajiaceite, pero su esencia y sus ingredientes son siempre los mismos: ajo y aceite.

Su origen parece remontarse a la época de los romanos que lo generalizaron por Italia y Sicilia.  Los andalusíes, a su vez, lo habrían llevado hacia el norte, cuya receta se mantiene hoy en día, extendiéndose hacia la Provenza y las Islas Baleares. En su versión original, consistía en un majado de ajos y aceite de oliva ligado hasta formar una crema.

El alioli se utiliza como condimento en algunos platos, especialmente en preparaciones a base de pescado o marisco, la mayoría de veces servido por separado. En todo el litoral valenciano y alicantino y, también, en Murcia, es muy común que el arroz de marisco, el arroz a banda, el caldero e, incluso, la fideuá se sirvan acompañados con un poco de alioli. Es un acompañamiento habitual también en algunos bocadillos como el popular bocadillo de calamares y en muchos lugares se toma antes de la comida con pan. En algunas comunidades como la aragonesa se gratina en el horno sobre bacalao y en Cataluña es típico tomarlo en platos como las butifarras con judías blancas o el conejo a la brasa.

¿Cómo se hace el alioli casero?

Su nombre no da lugar a equívocos. El alioli se elabora con ajo y aceite de oliva. La receta tradicional solo lleva estos dos ingredientes, además de un poco de sal, y se hace a mano con mortero, pero debido a que requiere de mucha paciencia y que no es fácil ligar la salsa, hay una variante a la que se le añade huevo. De esta forma, se reduce considerablemente el tiempo de preparación y nos aseguramos que el alioli no se corte.

Receta de alioli tradicional

Ingredientes: tres dientes de ajo, aceite de oliva y sal.

Se pelan los ajos y se colocan en el mortero con un poco de sal.  Machacamos hasta que queden como una pasta. Empezaremos entonces a echar aceite muy despacio, poca cantidad, mientras removemos siempre en la misma dirección. Cuando notemos que la mezcla tiene consistencia de mayonesa, el alioli estará listo.


Receta de alioli con batidora

Ingredientes
: dos dientes de ajo, un huevo, aceite de oliva o de girasol y sal.

Ponemos todos los ingredientes en la batidora y batimos hasta que quede ligado. Si lo hacemos con aceite de oliva, el sabor será mucho más intenso, así que es recomendable utilizar una variedad suave. El huevo cambia la textura de la salsa, resultando un alioli más cremoso que el que se elabora a mano con el mortero. En muchas recetas se le echa un chorrito de limón.


¿Qué hacer si se corta el alioli?
Si se nos resiste la salsa y se corta, hay un truco sencillo que podemos utilizar para no tener que tirar la mezcla. Simplemente añadimos otro huevo en un recipiente limpio y vamos agregando cucharadas del alioli cortado poco a poco mientras batimos hasta que vuelva a emulsionar.