¿Ha cambiado el comportamiento del consumidor en la nueva normalidad? ¿Qué preferencias tiene a la hora de hacer la compra en el supermercado? ¡Descúbrelo!

Tema del mes

21 septiembre 2020

Comparte

La crisis de la COVID-19 ha protagonizado, sin duda, un cambio en nuestra forma de vivir y de comportarnos. Hemos tenido que cambiar muchas de nuestras costumbres, en primer lugar, por el confinamiento, y después por la conocida como “nueva normalidad”.

Desde que se inició la pandemia y el periodo de confinamiento, las compras online se vieron incrementadas en varios sectores. Según se extrae de un estudio sobre los hábitos de los españoles durante el confinamiento, realizado por Isos, casi uno de cada dos españoles realizó compras online con mayor frecuencia durante ese periodo.
Así pues, el estudio concluye que el 39% de los encuestados compró alimentación online por primera vez o más veces que antes de la pandemia y, además, el 19% de ellos asegura que, después de la experiencia, continuará comprando online con más asiduidad.

También se percibe esa nueva predisposición a comprar online en los productos de hogar y de ámbito personal. Concretamente, los productos de limpieza aumentaron sus ventas un 30% y los de higiene personal un 27%. Y también, aunque en menor medida, los productos de belleza, moda y calzado. Además, según la encuesta de Ipsos, el 9% de los encuestados afirma que seguirá comprándolos online después del confinamiento.


¿Cuáles son las preferencias del consumidor en la nueva normalidad?

Las semanas de sedentarismo hicieron que muchas personas empezaran a preocuparse más por su salud, practicando algún tipo de deporte. De hecho, las aplicaciones de salud y bienestar físico aumentaron un 60% sus descargas, según la web App Annie. Además, tres meses en casa propiciaron que muchos de los consumidores perdieran el miedo a la compra online y esto les haya descubierto la comodidad de este servicio.

Todo ello, combinado con una creciente tendencia hacia el consumo responsable, se ha visto incrementado durante el confinamiento, centrándose en bienes de primera necesidad y en compras en establecimientos de proximidad. Esto ha hecho reflexionar a muchas personas sobre la sostenibilidad y la necesidad de ser más conscientes con las compras, al tiempo que ha cambiado radicalmente los hábitos de compra y consumo.

Por tanto, las empresas están ante una oportunidad para innovar, pero no de cualquier forma. Los consumidores buscan empresas que se preocupen por su entorno en todos los ámbitos, social y ambiental, y siempre con una visión integradora y responsable, priorizando al consumidor y a sus necesidades.

Los consumidores buscan empresas que se preocupen por su entorno en todos los ámbitos, social y ambiental


Tendencias del nuevo consumidor

 • Proximidad: según un estudio de Aecoc, los productos de proximidad han pasado a ser un factor de decisión clave para el 59% de la población. Además, existe una doble visión de la proximidad, puesto que el miedo al contagio ha provocado, además, que muchos clientes elijan el centro de alimentación que tienen más cerca para pasar el menor tiempo posible expuestos al virus. A pesar de que este miedo ha ido desvaneciéndose, este nuevo hábito ha llegado para quedarse.

 • Compra online: la venta online en España creció un 86,6% durante el confinamiento, según datos de Nielsen, pasando de 450.000 a 1,1 millones de hogares que compran por Internet. Con estos datos, no es de extrañar que esta tendencia vaya en aumento.

• Higiene: los consumidores se informan de las medidas de higiene y prevención que ofrecen los distintos establecimientos antes de acudir a ellos y lo tienen muy en cuenta a la hora de hacer sus compras. De hecho, el 83% de los españoles cree que deben mantenerse al máximo estas medidas de forma continuada. En este sentido, la segunda oleada del barómetro de Aecoc Shopperview, publicada en junio, destacó que los consumidores habían puntuado con un 8,72 las medidas de seguridad e higiene introducidas por los distribuidores, manteniendo el notable alto a la atención ofrecida durante la crisis sanitaria.

• Ahorro: el mismo estudio de Aecoc puso de manifiesto que el precio ha crecido como factor decisivo de compra: el 46,5% de los españoles le da más importancia a la hora de llenar su cesta, cuando antes de la pandemia ese índice estaba en un 32,2%. Esto, sumado al miedo que los consumidores más conservadores tienen de volver a vivir de nuevo una crisis económica que afecte a los puestos de trabajo, hacen que el precio se haya vuelto un factor decisivo, al tiempo que también se han vuelto más selectivos en cuanto a qué productos y servicios adquirir.