El melocotón y sus beneficios

De piel aterciopelada, pulpa carnosa y sabor que va del ácido al dulce, el melocotón es una fruta imprescindible en los meses de verano. La temporada de recolección va desde mayo hasta septiembre aunque hay variedades más tempranas que empiezan a recogerse en abril y otras más tardías que alcanzan su mejor momento de consumo en octubre.

Los frescos

16 julio 2018

Comparte


Originario de China donde es símbolo de longevidad, el melocotón pertenece a la familia de las rosáceas de la que también forman parte otras frutas de verano como la ciruela, la pavía o el albaricoque. Esta fruta se caracteriza por poseer una semilla única que se encuentra en el centro envuelta en una cáscara dura: el hueso.


Variedades

Se puede clasificar en 3 grandes grupos: de pulpa blanca, de pulpa amarilla y tipo pavía. El melocotón rojo se recolecta a principio de temporada y tiene un sabor más ácido mientras que el amarillo se recolecta alrededor del mes de julio y se reconoce fácilmente además de por su color por su sabor con un toque más dulzón.

Propiedades 

  • Diurético: contiene un 87% de agua
  • Saciante: fuente natural de fibra.
  • Bajo contenido calórico.

Muy fácil de consumir en fresco (con piel o sin ella) se utiliza como postre o bien como ingrediente para ensaladas, brochetas o zumos. Además, admite otras preparaciones: en confitura, seco en orejones o bien en almíbar.  

Para conservarlos más tiempo se recomienda guardarlos en la parte menos fría de la nevera, separados del resto de las frutas.


Aporte nutricional (por cada 100 gramos)  

- Energía: 34,0 kcal
- Grasas: 0,1 g
- de las cuales saturadas: 0,0 g
- Hidratos de Carbono: 7,8 g
- de los cuales azúcares: 7,8 g
- Fibra alimentaria: 2,0 g
- Proteínas: 0,5 g
- Sal: 0,0 g