El turrón sigue siendo el rey estas Navidades

Mazapanes, polvorones, mantecados… en Navidad nunca faltan dulces típicos en nuestras mesas aunque, sin duda, el turrón sigue siendo el dulce navideño por excelencia.

A examen

4 diciembre 2018

Comparte


Si hablamos de turrones, a todos se nos vienen a la cabeza los clásicos: el turrón blando y el turrón duro. Pero hay mucho más, hoy en día podemos encontrar en los lineales de los supermercados cualquier sabor que se nos ocurra. Desde la yema, hasta el coco o el chocolate, hay infinidad de variantes.

Turrón, turrón

Si hablamos de tipos de turrón, estrictamente solo existen dos: el duro y el blando. Dentro de esta clasificación, cuando oímos hablar de la denominación Turrón de Jijona (textura blanda) o Turrón de Alicante (textura dura), es porque están dentro de la IGP (Indicación Geográfica Protegida) que, además, está certificada por el Consejo Regulador de Jijona.

Estas dos variedades son las verdaderas protagonistas de la Navidad en cuanto a dulces se refiere. Se elaboran con una masa obtenida por cocción de miel y azúcares con o sin clara de huevo, con la incorporación de almendras tostadas, peladas o con piel. Se diferencian por:

• Turrón de Jijona: es una variedad de turrón de textura blanda, almendras peladas y tostadas, miel, azúcar y clara de huevo. Destaca el tostado de la almendra hasta conseguir el punto de tueste adecuado, seguido de la cocción de azúcares y miel hasta el punto de bola en las ‘cocedoras’. Le sigue un proceso de molturación y refinamiento seguida de una segunda cocción en los denominados ‘boixets’.

• Turrón de Alicante: su textura es dura y se elabora con almendras peladas y tostadas, miel, azúcar, clara de huevo y oblea.  Sigue el proceso anteriormente citado para el turrón de Jijona hasta conseguir el llamado ‘punto de bola’. Aquí, la masa obtenida pasa un tiempo aproximado de 45 minutos de espera, y luego, cuando el maestro turronero lo avala, se le adiciona la almendra.

En base al porcentaje mínimo de almendra empleada en la elaboración de los turrones de Jijona y Alicante se diferencian dos categorías: Calidad Suprema y Calidad Extra.




Calidad Suprema
Calidad extra


Turrón de Jijona

64% de almendras
50% de almendras


Turrón de Alicante

60% de almendras
46% de almendras

* El contenido de miel debe ser como mínimo del 10%. Los turrones de Consum son de categoría Suprema, donde el contenido de almendra es de un 60% para el turrón de Alicante y de un 64% para el turrón de Jijona.


Chocolate, yema y otros sabores

No son exactamente turrones, sino variantes similares que se diferencian por su sabor. Legalmente se denominan ‘turrones diversos’. Los más consumidos son:


De chocolate:
Es uno de los más extendidos ya que el chocolate combina muy bien con cualquier postre y sobremesa. Existen infinidad de versiones: con frutos secos, diferentes variedades de chocolate, con arroz inflado, etc.

De yema:

Creado como forma de aprovechamiento de las yemas que se desechaban en la elaboración del turrón duro y blando, su sabor nos recuerda a la crema catalana. 

De coco:
Elaborado principalmente con ralladura de coco, es una de las primerasvariantes que aparecieron en el mercado.

De trufa:
Ideal para los muy amantes del chocolate. Tiene un sabor muy intenso y suele ser bastante dulce. Nos recuerda mucho al bombón.

De guirlache:
Son tabletas muy curiosas elaboradas únicamente con almendras enteras unidas con caramelo

De sabores variados:
Con frutas, con mazapán, incluso con queso o dulce de leche, existen infinidad de variedades para todos los gustos y paladares.

Sabías que…
En los turrones de Jijona y Alicante:

Destaca la presencia de grasas vegetales procedentes de la almendra, con un contenido bajo en ácidos grasos saturados y elevado en ácidos grasos mono y poliinsaturados. Son fuentes de vitamina E, vitamina que contribuye a proteger las células al daño oxidativo, riblofavina y fosforo.