Cómo sobrevivir a los grupos de WhatsApp

Los papás de Segundo, el grupo de rítmica, los de música, el cumpleaños de Pablito y un largo etcétera. Los grupos de Whatsapp son cada vez más frecuentes y, por qué no, más molestos. Te explicamos cómo sobrevivir a ellos y no morir en el intento.

Cuidado infantil

31 agosto 2018

Comparte

Si bien es cierto que el chat sustituye muchas veces a los corrillos a la puerta de un colegio y puede ser muy eficaz para comunicarse de forma rápida, normalmente suelen tener mala fama. ¿Por qué? Un uso inadecuado puede dar lugar a malentendidos, lo que suele ocurrir más veces de las que nos pensamos.

Los grupos ‘guasapeadores’ del colegio se convierten en el patio de padres y madres donde cada uno expresa su opinión (o no) sobre temas como el libro que hay que comprar este trimestre, que mañana no hay clase de música, que he perdido la chaqueta del niño, o cosas con menor trascendencia, como el último vídeo de Beyoncé o el meme del día.

Este tipo de grupos, además, tienen como característica principal opinar sobre el profesor, criticar al que se sale del grupo o a la que nunca dice nada o hacer crecer el número de mensajes cuando comunicas que tu hijo está enfermo. ¡Pobre el que no se pronuncie con un ‘que se mejore’! Así que, ojo con ser el antisocial del grupo, quedarás desterrado y desinformado para siempre.


Tipos de papás y mamás 

-         El metepatas: aquel que pregunta cosas que yase han comentado 70 mensajes antes porque no se los ha leído.

-         El que no conoce el diccionario: gente que cada vez que escribe parece que una palabra muera, y sin complejos.

-         El vago: que por no preguntar a su hijo,bombardea con preguntas al grupo.

-         El sobrado: el que presume de tener un hijo tan listo que da consejos a los demás para que se parezcan a él.

-         El espía: el que pregunta a otro padre o madre cosas sobre su hijo porque éste no se las cuenta.

-         El cotilla: el que cuenta cotilleos de un profesor, otra madre o de su vecino del tercero.

-         El molón: el graciosete del grupo.

-         La abuela-para todo: la que le toca cuidar de los nietos y quiere estar al día de los temas que se hablan. Destaca que a la madre de las criaturas la criticarán por no ser ella la que esté dentro del grupo.

-         El borrego: nunca habla pero está dentro del grupo para que nadie le critique. Como mucho interviene con un ‘jaja’ o ‘que se mejore’.

-         El emoji-man: utiliza los dibujitos sin parar.

-         El de la doble identidad: en la realidad nunca te habla pero por el grupo es el más animado del lugar.


Lo que hay que saber

1. No quitarle la responsabilidad a nuestros hijos: uno de los temas estrella en los grupos de padres son los deberes y muchos de los grupos se convierten en una especie de agenda paralela donde los padres preguntan sobre la tarea que hay que hacer hoy, piden que suban la foto de la última ficha porque se les ha olvidado en clase, etc. No es recomendable que nos convirtamos en los secretarios de nuestros hijos, son ellos los que deben aprender a asumir su responsabilidad. Si un día se olvidan los deberes o no se acuerdan de que tenían que llevar al día siguiente, es mejor que den la cara que solucionarles la papeleta porque corremos el riesgo de convertirles en niños cómodos y poco resueltos.


2. Evitar que los problemas individuales se conviertan en problemas colectivos: cualquier queja que haya hacia el profesor, por su método, por una nota en la que discrepamos, etc., mejor hablarlo directamente con él que compartirlo con todos los padres. Podemos avivar la polémica o el mal ambiente sin necesidad.


3. Respetar: por encima de todo, hay que respetar siempre a los miembros del grupo, al docente o a cualquier persona de la que se hable. Una palabra mal entendida puede dar lugar a una trifulca innecesaria. Cualquier tema grave, mejor hablarlo directamente con la persona implicada. En tutorías, correo electrónico, tomando un café, etc. La cuestión es solucionarlo de la mejor manera posible.


4. Dejar los temas privados al margen: siempre comentar temas relativos al colegio o la actividad a la que hace referencia el grupo. Chistes, videos, temas que nada tienen que ver con nuestros hijos, es mejor dejarlos al margen.


No olvides...

-         No añadir a nadie al grupo sin su consentimiento.

-         Evita juzgar a aquel que salga del grupo.Todo el mundo tiene sus motivos.

-         Si hay que preguntar algo en el grupo y es personal, hazlo con humildad y pide una respuesta por privado para no molestar al resto.

-         Por favor y gracias: parece una tontería, pero estas palabras ayudan mucho en la comunicación digital.

-         Ojo con los silencios: no significa que te estén menospreciando, puede que no se haya leído tu mensaje, que en ese momento no se pueda responder, etc. La necesidad de respuesta inmediata te puede jugar malas pasadas.

-         No abusar de los emoticonos si no aportan valor a la conversación.

-         Fotos: no se recomienda difundir fotos a través de este canal. De todas formas, si difundes fotos, deben ser siempre de tus hijos, nunca de los hijos de otros miembros del grupo o de niños que nada tienen que ver. No se pueden usar fotos de menores sin el consentimiento de los padres.