La Mocadorà i Sant Donís

Si hay una fecha marcada en el calendario de los valencianos, es el 9 de octubre, día en el que se conmemora la entrada del Rey Jaume I a la ciudad de Valencia, y que, actualmente, se celebra el Día de la Comunidad Valenciana. Esta fiesta, como muchas otras, va acompañada de comida y dulces, como es el caso de la Mocadorà.

Viajar con gusto

4 octubre 2019

Comparte

La Mocadorà i Sant Donís


Se trata de una costumbre muy antigua y arraigada que ha perdurado en el tiempo. Cuenta la historia que, cuando Jaume I conquistó Valencia el 9 de octubre de 1238, los musulmanes vencidos le ofrecieron al rey y a su mujer, Violante de Hungría, frutas y verduras de la huerta valenciana envueltas en un pañuelo (mocador) como muestra de subordinación.


Esta tradición se mantuvo a lo largo de los años, hasta que, en el siglo XV, además de regalar frutas, se lanzaban desde las ventanas de las casas petardos, triquitraques, piuletes y tronadors.


Pero después de la Guerra de Sucesión en el siglo XVIII, Felipe V abolió los Fueros de Valencia y prohibió la fiesta. Ante esta decisión, a los pasteleros valencianos se les ocurrió la idea de hacer unos dulces de mazapán con formas de fruta y de “piulets” y siguieron celebrando, en secreto, el día que se conquistó la ciudad y Jaume I le otorgó los Fueros.

Día de los enamorados valencianos

Al igual que los musulmanes vencidos agasajaron al rey y a su mujer, Jaume I mostró su benevolencia y ayudó a las jóvenes casaderas que, debido a la guerra, se habían quedado sin dote para casarse. Les ofreció unas monedas, que ellas recogieron en su pañuelo y se pudieron casar. A partir de entonces, se siguió la costumbre de fijar la fecha de la boda ese día o pedir la mano de la novia, incluyendo el anillo con los dulces típicos en la mocadorà. Es, por esta romántica tradición, que muchos valencianos consideran el 9 de octubre, Sant Donís, como el Día de los enamorados.

Significado del pañuelo

Hay que tener en cuenta que, el pañuelo no era un simple complemento decorativo de moda, como hoy día, sino que era una prenda básica en la indumentaria de la mujer de la época, que se usaba, igual sobre la cabeza que sobre los hombros y de otras formas. Posiblemente, se añadió a modo de envoltorio de la ofrenda, acto que simboliza el espíritu práctico de una sociedad agrícola, como era la valenciana.


La Mocadorà i Sant Donís

La Mocadorà en la actualidad

Días antes de la fecha señalada, todas las pastelerías, panaderías y supermercados preparan la Mocadorà, que tiene como ingrediente principal el mazapán. Se considera una festividad grande ya que, en torno a la misma, se organizan concursos que premian, tanto el mejor escaparatismo, como el mejor producto.

Receta de las figuritas de la Mocadorà

Se empieza triturando la almendra. Esta debe triturarse mucho para que suelte el aceite y la masa arenosa se convierta en moldeable. Cuando está lista, se hierve la misma cantidad de azúcar y de almendra a 120 grado.
• Luego, se pasa la masa resultante por la máquina para que quede muy fina, sin grumos y con una textura perfecta para la mezcla de sabores y colores.
Posteriormente, usamos los tintes y moldeamos con las manos para dar forma a cada una de las figuras de mazapán. Lo destacable es que, con este simple proceso, se consigue dar a cada una de estas formas el color de la fruta u hortaliza que representa.
Para la “piuleta” i “tronador”, la elaboración es muy similar a la anterior, pero con la variedad de que, en este caso, a la hora de hacer la mezcla prevalece la cantidad de almendra sobre el azúcar, está relleno de yema y no lleva tintes de colores.