Las uvas: manjar de dioses

La uva es uno de los alimentos más característicos de la dieta mediterránea. Se trata de un fruto que crece formando racimos de la vid común o vid europea (Vitis vinífera).

Los frescos

28 agosto 2019

Comparte


 Desde la antigüedad, la uva ha sido una de las frutas más conocidas y apreciadas por el hombre, tanto entera, como en forma de zumo, mosto o vino.

 Hipócrates, el padre de la medicina, ya la calificaba como el alimento más completo y aconsejable en todas las etapas de la vida.


Propiedades


•  Las uvas están compuestas fundamentalmente de agua, hidratos de carbono y azúcares.

• La uva negra contiene alrededor de 67 calorías por cada cien gramos, mientras que la blanca aporta unas 63 calorías.

• Las uvas son fuente de potasio, que ayuda a mantener la presión arterial en valores normales y, contribuye al funcionamiento normal de los músculos y del sistema nervioso.

 Variedades

Actualmente, su cultivo se desarrolla en regiones cálidas de todo el mundo, y los mayores productores son: Europa, España, Francia, Italia, Portugal, Turquía y Grecia; en América, California, Chile y Argentina; y también Australia y Sudáfrica.

Existen alrededor de 3.000 variedades de uvas en el mundo, aunque no todas son igualmente apreciadas. Normalmente, las uvas dedicadas a la producción de vino, uvas pasas o consumo en crudo, son de origen europeo porque se consideran de calidad superior a las americanas. Sin embargo, éstas últimas se prefieren para la obtención de jugos y jaleas.

La mayor parte de la producción de uva se destina a la elaboración de vino y bebidas dulces.

Según su uso final, se clasifican en dos grandes grupos: las uvas de mesa, que se consumen frescas o en forma de uvas pasas y, las uvas viníferas, que se emplean para la elaboración del vino.

Hay muchas variedades de uva de mesa que se diferencian por la textura de su pulpa, por su color; que varía entre el amarillo claro, el verde y el granate o violeta y el tamaño y forma de sus granos. Destacan la moscatel, por su sabor dulce y sabroso; la Aledo, por su pulpa crujiente y agradable sabor y la Red Globe, por su color rojo vino y el gran tamaño de sus granos. Además, las uvas del Vinalopó, que se presenta como Denominación de Origen son muy apreciadas en España.

Entre las uvas, también existen variedades sin semillas que se destinaban habitualmente a la producción de pasas, por su baja acidez, pero en la actualidad también son muy apreciadas para su consumo en fresco. Las variedades más apreciadas para producción de pasas son las de Málaga, como indica su Denominación de Origen; las de Corinto, pequeñas y oscuras pero muy sabrosas; y las sultanas, de color claro y extremadamente dulces.

Por su parte, aquellas uvas con nivel de acidez alto y un contenido moderado en azúcares, son las destinadas a la producción vitivinícola. Las más usadas son, para los vinos blancos: Moscatel, Malasía, Macabeo, Palomino, Chardonnay y Garnacha blanca; y para los tintos: Cabernet Sauvignon, Merlot, Pinot Noir, Syrah, Tintorera, Cariñena, Tempranillo, Garnacha tinta y Graciano.