Propiedades del lenguado

El lenguado, junto con la merluza, es uno de los pescados más consumidos en nuestro país. De hecho, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, en 2017 se han consumido en España 90 toneladas de pescado, con un coste mensual de 16,54 euros por persona.

Los frescos

5 julio 2018

Comparte


Este pescado es una de las muchas especies de peces planos que hay en el ecosistema marino. Pertenece a la familia de los soleidos, y está catalogado como uno de los pescados planos de buena calidad. Habita en el Atlántico nororiental, en el mar del Norte, en el mar Báltico y también en el Mediterráneo.

El lenguado se puede encontrar en el supermercado durante todo el año y es, con toda probabilidad, uno de los pescados que más les gusta a los niños, ya que sus filetes no contienen espinas y su suave sabor y textura consiguen que los más pequeños lo coman casi sin darse cuenta.


BENEFICIOS DEL LENGUADO

El lenguado es un pescado blanco que contiene muy poca grasa. Cada 100 gramos de lenguado aportan 1,5 gramos de grasa. En la misma línea, la cantidad de proteínas que contiene no es muy elevada, pero sí de alto valor biológico.

En relación a su contenido en minerales, destaca principalmente el selenio (que contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario), el fósforo (que interviene en el mantenimiento de los huesos y la actividad muscular) y el yodo (fundamental para el buen funcionamiento de la glándula tiroides), siendo los aportes de magnesio, hierro y potasio muy inferiores a los anteriores.

Información nutricional (ración de 100 g) 

Agua

84.63 g

Energía

70 kcal

Proteínas

12.41 g

Lípidos

1.93 g

Hidratos de carbono

0 g

Fibra

0 g

Azúcares

0 g

Calcio

21 mg

Hierro

0.18 mg

Magnesio

18 mg

Fósforo

252 mg





De nuestra web a tu mesa

El lenguado posee unas virtudes culinarias que hacen de él un pescado muy versátil en la preparación y sabroso en degustación. Es a su vez un alimento bajo en grasas, muy completo y sano.

Se trata de uno de los pescados que más gusta a los niños ya que sus filetes no contienen espinas y su suave sabor y textura, consiguen que los más pequeños lo coman fácilmente. Si se cocina de manera adecuada o se combina con salsas ligeras, es muy útil en dietas hipocalóricas y en las de personas con problemas digestivos.

Conviene tener en cuenta que muchas veces el lenguado se fríe o se reboza, dos modos de cocinarlo que hacen que su valor graso y calórico aumente de forma notable.

 SABÍAS QUE... 

El lenguado posee al nacer un ojo a cada lado de la cabeza, pero luego sufre una migración del ojo izquierdo desde la cara ciega (la que está en contacto con el fondo) en las primeras fases de su desarrollo, quedando así los dos ojos en la parte superior. Esto le permite quedarse en el fondo del mar y ver a sus presas con ambos ojos. Pasa su vida adulta en el fondo acostado sobre su lado izquierdo.