Los beneficios de los mejillones para tu salud

Los mejillones forman parte de la familia de los moluscos bivalvos, es decir, con dos conchas. Son animales filtradores marinos que viven sumergidos. La masa interna suele ser de color anaranjado más pálido, si son machos, o más intenso, si son hembras.

Los frescos

12 julio 2018

Comparte


Los mejillones que se venden en los mercados españoles vienen de la acuicultura nacional, lo que permite consumirlos prácticamente a lo largo de todo el año a un buen precio. Es el molusco más conocido y popular de nuestro país. La mayor producción la tenemos en las Rías Gallegas, aunque también podemos encontrar otra parte de la producción en el Mediterráneo.

Además, al mercado español llegan también mejillones criados en otros países del mundo como Portugal y Nueva Zelanda.

Mejillones de origen nacional

Mejillón gallego

Blando y jugoso, de color amarillo o rojizo, más intenso en las hembras que en los machos. Es el molusco más conocido y popular de nuestro país. La mayor producción está en las Rías Gallegas. La práctica totalidad del cultivo se hace por el sistema de bateas, plataformas flotantes sujetas al fondo del mar, de las que penden unas cuerdas a las que, mediante unas mallas, se adhiere la semilla o cría del mejillón. Al poco tiempo estas mallas se deshacen dejando libre al mejillón que ya ha fabricado el biso con el que se sujeta a la cuerda. Los mejillones se retiran de las cuerdas y se ubican en otras para repartir el peso (proceso conocido como desdoble). Alcanzan el tamaño comercial aproximadamente en un año.

Clóchina de Valencia

Se cultiva en el puerto de Valencia y Sagunto y su tamaño es más pequeño que el mejillón gallego, es más suave al paladar y tiene mucho más sabor. Su temporada va de abril hasta finales de agosto.

Mejillón del Delta del Ebro

Su principal característica es que es criado en aguas de la desembocadura del río Ebro. Destacan por la exquisitez de su carne, de consistencia dura.

 

Los beneficios de los mejillones para tu salud
Los beneficios de los mejillones para tu salud


Valor nutricional del mejillón

Respecto a su composición nutricional, el mejillón tiene un bajo contenido en grasas y alto contenido en proteínas de alto valor biológico, así como en Omega 3 beneficioso para nuestro corazón. Además, es un alimento rico en vitaminas B12, B2 y B9 así como fuente natural de sales minerales como hierro, fósforo, selenio, yodo, potasio y zinc. Su valor calórico no es muy elevado, de modo que 100 gramos de porción de mejillones aportan 67 kcal.

Beneficios de los mejillones 

  • Son fuente de yodo, mineral que contribuye a la función cognitiva normal así como al metabolismo energético, funcionamiento normal de sistema nervioso y mantenimiento de la piel en adecuadas condiciones. 
  • La alta cantidad de vitamina B12 presente en los mejillones contribuye a la formación de glóbulos rojos, al adecuado funcionamiento del sistema inmunitario, así como a disminuir el cansancio y la fatiga. 
  • El mejillón tiene también un elevado aporte de hierro que lo hace muy adecuado para las personas con anemia.
  • Uno de los aportes nutricionales más importantes del mejillón es el ácido graso Omega-3, que posee propiedades cardioprotectoras y regula los niveles de triglicéridos y colesterol.
  • Además los mejillones son bajos en calorías, por lo que son muy adecuados en dietas de adelgazamiento.



Consejos de compra, conservación y preparación de los mejillones


 
A la hora de comprar mejillones se debe prestar especial atención a su frescura, puesto que es un producto que debe cocinarse mientras aún está vivo.  Al elegirlos hay que fijarse en que la concha esté sin roturas. Que la cocha esté abierta no tiene porqué indicar que el producto está en mal estado, siempre que al golpearla se cierre.


 Lo ideal es consumir los mejillones el mismo día o al día siguiente de su compra. Para conservar los mejillones hay que envolverlos en un trapo húmedo y colocarlos en la parte menos fría del frigorífico. Nunca se deben dejar fuera de la nevera ni en la parte más fría de la misma, tampoco congelarlos crudos, puesto que morirían. Si queremos conservarlos más de un día o congelarlos es necesario cocerlos previamente.


 Como los mejillones viven pegados a las rocas es importante limpiarlos bien antes de cocinarlos, eliminando los filamentos con un cuchillo y frotando la concha bajo el grifo con un cepillo o el mismo cuchillo. En el supermercado podemos encontrar mejillones ya lavados y listos para consumir. Para prepararlos existen una gran cantidad de recetas típicas de nuestra gastronomía: “tigres”, a la marinera o simplemente al vapor con unos granos de pimienta, laurel, ajo y limón.

De nuestra web a tu cocina

Mejillones o clóchinas al vapor  

Mejillones morunos

Crema de mejillones

Mejillones con salsa verde