Paisajes de otoño: viajar en otoño por España

Viajar con gusto

21 diciembre 2018

Comparte

Los paisajes de otoño son una excusa perfecta para hacer una escapada. Descubre los mejores enclaves otoñales para viajar y disfrutar sin salir de España.

Otoño es ese momento en el que todo vuelve a empezar. La naturaleza empieza a morir como parte de la vida y el paisaje anuncia que un ciclo termina para dar paso a otro. El relato se encuentra en los árboles desnudos, en las alfombras de hojas. Es, por tanto, un momento único para visitar entornos teñidos de naranja, de amarillo, de marrón; para planear una escapada sin salir de España; porque incluso los destinos más próximos se enfundan un traje distinto.

Paisajes de otoño: escapadas por España

Escapadas otoñales sin salir de España

Sin duda, el Norte es un enclave privilegiado para disfrutar del paisaje otoñal. Empezando por Asturias, donde se integra el Parque Natural de Somiedo, conocido por su conjunto de lagos, la presencia de osos y las cabanas de teito, construcciones que únicamente se conservan aquí. En plena cordillera Cantábrica, el Principado también acoge el Monte de Muniellos, donde se encuentra el mayor robledal de España y uno de los mejores conservados de Europa. Estamos en una de las regiones más verdes de España, donde la naturaleza se revela en todo su esplendor, pero donde también se puede aprovechar para probar buenos quesos y sidras.


Pongamos que queremos vivir aventuras. Para llegar a la famosa cascada de Gujuli, hay que desplazarse hasta el País Vasco, concretamente al Parque Natural de Gorbeia, que bien podría tratarse de un mundo encantado. Hay rocas escarpadas con cuevas recónditas y espesos bosques de hayas, con troncos enrevesados y totalmente cubiertos de musgo. Ahora bien, el segundo hayedo-abetal más extenso y mejor conservado de Europa es la Selva de Irati, en Navarra. Sus 17.000 hectáreas solo se ven superadas por la Selva Negra de Alemania.

Más al Este, se encuentra uno de los enclaves más bellos de España, que recibe miles de visitas al año, y pese a todo preserva su encanto: el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en Huesca, (Aragón). Águilas, sarrios y marmotas conviven entre hayas, robles y abedules, creando un marco natural único, que se torna especialmente bello con los colores del otoño. La orografía está dominada por el macizo de las Tres Sorores, cuya mayor elevación es el Monte Perdido, y que permite la creación de valles glaciares, como el de Ordesa. Entre rocas y cañones, los ríos siguen su cauce, formando mansas lagunas o cayendo con fuerza en cascada.


Paisajes de otoño: escapadas por España
Paisajes de otoño: escapadas por España

Por último, el Sur de la Península también ofrece bellas estampas otoñales, pero hay que saber encontrarlas. Si bien el parque granadino de Sierra Nevada es famoso por la nieve del invierno, sus paisajes son igualmente espectaculares en los meses previos, cuando todavía se puede disfrutar de sus excepcionales flora y fauna. Y por supuesto, en Jaén se encuentra el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, el mayor espacio protegido de España y segundo de Europa, con una extensión de 214 hectáreas. A pesar de la latitud en la que se encuentra, presume de una abundante vegetación, que se tiñe con los colores de la estación.

Paisajes de otoño: escapadas por España

Viajar en otoño

Por si los paisajes descritos no fueran suficientes, hay otros motivos que hacen del otoño la estación perfecta para viajar. De un lado, la cantidad de festivos en el calendario, que permiten organizarse las vacaciones en el trabajo; por otro, la climatología, que en algunos casos no es tan dura como la del invierno. Al tratarse de una época menos demandada que el verano, los destinos se vuelven más económicos y están menos masificados. Además, la atmósfera se torna mágica, y no solo en los entornos rurales: es época de buen vino y castañas asadas; de encender por primera vez la chimenea durante una tarde lluviosa; de tomarse una buena taza de café después de un paseo por las calles empedradas y totalmente cubiertas de hojas.