Potón, calamar y sepia: ¿cuál es la diferencia?

Son tres productos habituales que encontramos en la sección de pescadería y en congelados, pero en ocasiones, puede ser confuso distinguir entre estos tres moluscos cefalópodos: potón, calamar y sepia. Te explicamos las principales características de cada uno de ellos.

Los frescos

7 mayo 2018

Comparte

Pota y Potón

Se tratan de cefalópodos de cuerpo alargado, estrecho, y con sus aletas triangulares unidas por el extremo, otorgándoles una forma romboidal, siendo la longitud de éstas aproximadamente un tercio de la longitud total característica que les diferencia frente a otros productos.

El color, en caso de no estar limpio, se caracteriza por tonalidades rojizas con pequeñas manchas violáceas y púrpura. Podemos encontrar diversas especies denominadas como pota, aunque se diferencia por aspectos morfológicos y de origen, como por ejemplo la pota argentina o el potón del Pacífico (una especie de mayor tamaño distribuida principalmente por las costas de Perú y Méjico).

Se pueden localizar a altas profundidades y se acercan a la costa durante los periodos reproductivos. En cuanto a las características nutricionales, son semejantes al calamar, aporta proteínas de alto valor biológico y bajo contenido en grasa.


Calamar

El calamar es un alimento popular en diferentes partes del mundo. En España, los calamares rebozados son un plato habitual en muchas zonas. La forma más frecuente de prepararlo es cortado en anillas o en bastones, como las tradicionales rabas, aunque es también muy habitual cocinarlo a la plancha, relleno o guisado en su propia tinta. Las patas, tentáculos y tinta son comestibles. Su sabor es muy característico y apreciado.

En España, los calamares rebozados son un plato habitual en muchas zonas



Los ejemplares más jóvenes, de pequeño tamaño, reciben el nombre de chipirón. La longitud media de un calamar es de 15 a 25 centímetros, pero puede medir hasta 30-40 centímetros. Se localiza, por lo general, en aguas poco profundas, aunque también los hay que habitan a grandes profundidades. El calamar común se distribuye por el Atlántico, desde las costas noruegas hasta las islas Canarias, y en la costa occidental del Mediterráneo. Las capturas se llevan a cabo durante todo el año.

Igualmente que en el caso anterior se pueden encontrar diferentes tipos de calamares en función de su morfología y origen.


Sepia

La sepia es otro tipo de molusco que pertenece al grupo de los cefalópodos. Es muy popular en la dieta mediterránea y también es muy utilizada en la cocina asiática. Cuenta con unos 20 centímetros de largo y habita en fondos costeros con presencia abundante de algas. Su cuerpo es oval, gris-beige, con reflejos malvas. Igual que el resto de cefalópodos, en su interior tiene una bosa de tinta. Se localiza en el Atlántico y Mediterráneo, en especial cerca de las islas Canarias.

La sepia es un alimento rico en yodo. Contiene proteínas de alta valor biológico, lo que se traduce en que contiene aminoácidos esenciales. Es también baja en grasas. 100 gramos de sepia aportan apenas 0,90 gramos de grasa y sólo 75,30 kilocalorías. Entre sus nutrientes también destacan las vitaminas B3, E y B12.


Del mar a tu mesa

Sepia estofada con patatas y piñones

Calamar con pimiento rojo